martes. 07.02.2023
DEPORTES

El Waterpolo Valdepeñas subcampeón de la Liga de Castilla-La Mancha

Los valdepeñeros cedieron el liderato en casa por 6 goles a 9 frente al Albacete en un emocionante e intenso último partido del campeonato. Los albaceteños se alzaron como campeones al favorecerles el golaverage. La piscina municipal de Los Llanos se vistió de gala para el último partido de la Liga de Castilla-La Mancha que enfrentó al Waterpolo Valdepeñas y al Waterpolo Albacete. Más de un centenar de personas acudieron a la pileta para arropar al conjunto vinatero en el derby manchego.

Waterpolo (Copiar)

El Valdepeñas necesitaba una victoria o un empate para proclamarse campeón y una derrota por la mínima para forzar los penaltis tras la victoria obtenida en la ida el pasado 18 de Enero.

Los dos equipos comenzaron bien plantados en el campo, tanteándose, y con dos goles, uno para cada conjunto, en apenas tres ataques. Héctor abría la lata pero en el siguiente ataque los visitantes lograban el empate con un lanzamiento lejano. Las cartas estaban sobre la mesa nada más comenzar. A partir de ahí el Valdepeñas cogió el dominio del balón y comenzó a marcar el ritmo de juego. En ataque los valdepeñeros estaban algo torpes en la circulación, mostrando dudas a la hora de enfocar los ataques, pero llegando bien a la portería rival. En defensa, aunque forzando  al rival a jugar una y otra vez por dentro o a realizar lanzamientos muy forzados, lo ciertos es que los waterpolistas albaceteños acababan casi todos sus ataques. Los visitantes aprovecharían una superioridad (gozarían de hasta catorce superioridades a lo largo del encuentro, casi el doble que los locales) para ponerse por delante y ya no dejar de mandar en el marcador durante el encuentro. El equipo del vino llegaría al final del cuarto con un 1-2 en el electrónico y la sensación de que faltaba algo dentro del agua.

Los valdepeñeros no resolvieron sus dudas y comenzaron a jugar a rebufo del rival. Las posesiones visitantes duraban más y, sobre todo, tenían más sentido y peligro. El Valdepeñas llegaba arriba pero no mostraba ni movilidad ni ideas. Todo quedaba a la inspiración individual. Los verdinegros consiguieron empatar gracias a un gol de Álvaro, pero antes del descanso los visitantes se pondrían dos arriba gracias a dos desajustes defensivos. Bastante desconcertados y alejados del plan trazado, el Valdepeñas y su afición veían como se escapaba el título. Había corazón pero faltaba cabeza.

Los albaceteños lo tenían muy claro y comenzaron a blindar su portería y jugar los ataques a la inspiración de la boya. A los valdepeñeros, torpes arriba, no les salía nada. Pases malos, lanzamientos a la desesperada, desorden y dudas, muchas dudas. El juego se endureció bastante y cada balón valía muchísimo. Aun así, entre tanto desconcierto, el Valdepeñas no dejó de luchar recortando distancias gracias a un golazo de Edu.  Pero dos nuevas superioridades ponían a los visitantes tres goles arriba al final del tercer cuarto. 3-6. Difícil, muy difícil se había puesto el partido. Perdidos y faltos de fuerzas, las miradas comenzaron a bajar. Sin Prometeo que robara el fuego, sin nadie que rescatara a los locales de su propia melancolía,  los verdinegros decidieron que luchar como equipo era lo que mejor sabían hacer y que si tocaba perder, no sería por falta de esfuerzo. Aún a pesar el esfuerzo, el equipo no daba crédito. Todo lo que podía salir mal, salía mal. Cada rebote, cada balón dividido, era visitante, y no podemos culpar solo a la mala suerte. Los lanzamientos locales eran repelidos, o bien por el portero blanquinegro o por los palos, mientras que los chuts visitantes, que solían venir de jugadas de superioridad, ponían en aprietos a un flojo Valdepeñas.

Y llegó el último cuarto. Tocaba salir a la desesperada y luchar por lo que parecía imposible. Los vinateros aumentaron la presión a prácticamente todo el campo, pero ni ahí consiguieron sacar ventaja. Cada balón que caía cerca de los cinco metros locales era castigado con exclusión, mientras los ataques valdepeñeros era fugaces y erráticos. De nuevo más corazón que cabeza. Álvaro acortó distancias con dos goles al comenzar el cuarto, pero los albaceteños lograrían dos nuevos tantos y una ventaja máxima de cuatro goles gracias a dos nuevas superioridades. El Valdepeñas consiguió recortar dos tantos, más por fuerza y tesón que por juego, pero cuando ya no podían fallar ni una vez más, los visitantes lograron un nuevo gol para un definitivo 6-9 que les daba el título. Justo vencedor del encuentro y de la liga, al CW Albacete les tocaba celebrar y al Valdepeñas reflexionar.

Acabada la temporada regular en Castilla-La Mancha y en la comunidad de Madrid, el próximo y último reto del CW Valdepeñas serán los playoffs de ascenso a Segunda División Nacional. Este torneo clasificatorio, que concederá una única y ansiada plaza a Segunda Española, enfrentará a los mejores equipos de la zona sur del país durante el fin de semana del 1 al 3 de Mayo previsiblemente en la ciudad de Marbella. Los valdepeñeros lucharán un año más por la clasificación a Segunda para poder representar a su ciudad por todo el territorio nacional.

Por el CW Valdepeñas formaron: Cifu, Ricky (1), Ojeda, Edu (1), Chete, Héctor (1) y Nandis (1); Borja, Pincho, Álvaro (2), Javier, Nicola y Joselu.

El Waterpolo Valdepeñas subcampeón de la Liga de Castilla-La Mancha
Comentarios