viernes. 21.06.2024

La procesión con la imagen de Santa María Madre de la Iglesia por las calles adyacentes al templo cerró las fiestas del barrio del Parterre después de tres días de triduo en honor a la virgen. Los actos exclusivamente religiosos contaron con la participación de numerosos vecinos y pueblo en general.

El día grande de las fiestas comenzó con la misa matinal celebrada en la iglesia de la titular y que contó en la parte musical con la participación del coro de la misma. Era la tercera jornada del triduo tras las celebradas con anterioridad el lunes y el martes. Después de la eucaristía, comenzó el besamanos y el ofrecimiento a Santa María, recibiendo muchas ofrendas en metálico por parte de los devotos. La venta de dulces elaborados por las propias vecinas del barrio también fueron un reclamo y mejor fuente de ingresos.

Como es costumbre, la tradicional procesión por las calles del barrio puso el punto y final a las fiestas. La carroza de la imagen de Santa María Madre de la Iglesia, bellamente adornada, fue acompañada por la Asociación Musical de San Sebastián, interpretando diversas marchas procesionales durante el recorrido. Miembros de otras cofradías y hermandades de la localidad también escoltaron a la virgen junto a las autoridades, además de un gran número de vecinos y devotos.

Las fiestas del barrio del Parterre concluyeron con la tradicional procesión de su virgen