martes. 07.02.2023
Región

El Hospital de Toledo, referente en nuevas técnicas intervencionistas en el tratamiento del ictus

Los servicios de Neurología, Medicina Intensiva y Radiodiagnóstico del Complejo Hospitalario de Toledo, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, se han convertido en referencia en el tratamiento endovascular del ictus al realizar un total de 190 trombectomías desde que se implantara esta técnica hace cinco años para mejorar el pronóstico neurológico de los pacientes.

toledo (Copiar)

Los doctores Francisco Muñoz y Mar Morín, neurólogos del Complejo Hospitalario, explican que con esta técnica terapéutica se trata de extraer el trombo que obstruye la arteria del paciente, mediante un catéter junto a un dispositivo intravascular que avanza a través de la misma hasta alcanzar el coagulo sanguíneo. Mediante su extracción se logra proceder el restablecimiento del flujo sanguíneo en la zona con riesgo de sufrir un infarto cerebral.

Para estos especialistas, la utilización de esta técnica se ha demostrado útil en el pronóstico de los pacientes con ictus isquémico, con una mejoría patente en la mortalidad, morbilidad y discapacidad.

El Complejo Hospitalario de Toledo se sumó hace cinco años a la red de hospitales de España donde se lleva a cabo esta novedosa técnica, que se realiza en la sala de radiología intervencionista, de la que se han beneficiado hasta el momento cerca de 200 pacientes con edades comprendidas entre los 20 y 85 años.

Unidad de ictus

El Servicio de Neurología del Complejo Hospitalario de Toledo cuenta desde 2014 con una unidad para el tratamiento de pacientes con ictus agudos y desde entonces 625 pacientes han sido tratados en esta unidad.

Se trata de una sala con capacidad para seis pacientes en la fase aguda del ictus, que cuenta con un equipo profesional preparado para responder a las necesidades planteadas por este tipo de patología. Está ubicada en la cuarta planta del Hospital Virgen de la Salud de Toledo.

De esta manera se consigue optimizar las estrategias diagnósticas urgentes para reducir el tiempo desde el inicio del ictus hasta la acción médica terapéutica, dar el tratamiento específico adaptado a subtipo de ictus, etiología, localización y tamaño e iniciar la prevención secundaria.

El ingreso en una unidad de ictus produce efectos beneficiosos en el bienestar psicosocial del paciente y se provee de cuidados clínicos, información y consejo clínico-asistencial que son importantes para el paciente.

Ictus

El ictus tiene un gran impacto en nuestra sociedad. En España es actualmente la segunda causa de muerte en la población general  y la primera causa de muerte en la mujer. Además, supone la primera causa de invalidez o discapacidad importante a largo plazo en el adulto y la segunda causa de demencia.  

Las tres cuartas partes de los ictus afectan a pacientes mayores de 65 años y debido a las previsiones de población en las que España sería en el año 2050 una de las poblaciones más envejecidas del mundo, se prevé un incremento de la incidencia y prevalencia de esta patología en los próximos años.

En España ocurren entre 50.000 y 150.000 casos de ictus nuevos al año y en Castilla- La Mancha entre 2.500 y 7.000. La estimación actual es que se produce un nuevo ictus cada seis minutos. Una atención especializada multidisciplinar guiada por especialistas en enfermedades cerebrovasculares mejora la evolución de los pacientes con ictus y reduce los costes del proceso.

En Castilla-La Mancha existe desde 2010 un protocolo regional de atención integral al paciente con ictus agudo del que participan la totalidad de los centros hospitalarios de la región.

El Hospital de Toledo, referente en nuevas técnicas intervencionistas en el tratamiento...
Comentarios