SOCIEDAD

La Asociación de Fibromialgia y Fatiga Crónica de Valdepeñas celebró anoche su sexta cena solidaria

Afibroval celebró ayer esta cena, a la que acudieron setenta personas, y que sirvió de colofón a todas las actividades que en las últimas semanas han llevado a cabo en Valdepeñas con motivo del Día Mundial de la Fibromialgia, que fue el 12 de mayo.

La cena, que tuvo lugar en el Restaurante Entreviñas, se organiza con carácter solidario, aunque como señaló la Presidenta de la Asociación, Paqui Sanchez-Paniagua, “más que solidaria es para juntarnos con familiares y amigos y pasar un rato agradable”.

En representación del Ayuntamiento acudió Vanessa Irla, Teniente Alcalde de Servicios Sociales y Sanidad, que destacó la importancia de que todos “reconozcamos la fibromialgia como lo que es, una enfermedad que incapacita a las personas que la tienen. Es necesario que lo tenga se tenga en cuenta en la familia, en el trabajo y en toda la sociedad”. Irla animó a la Asociación a que continúe con su actividad y les mostró el apoyo del Ayuntamiento “para seguir adelante”.

La cena contó con la actuación del Coro Dulcimer y el sorteo de varios regalos hechos en el taller de manualidades de la Asociación.

IMG_20160513_214445 (Copiar)