CULTURA

Unas 300 personas disfrutaron de la vida y obra de “Balbuena, el Obispo ilustrado” a beneficio de ADIVAL

El Grupo de Teatro Solidario de Valdepeñas representaba ayer sábado, en el Auditorio Municipal, la obra escrita y dirigida por Francisco Fernández,  “Balbuena, el Obispo ilustrado”. 

IMG_6992 (Copiar)

Un estreno al que asistieron unas 300 personas, que pudieron conocer la vida y obra de Bernardo de Balbuena, el ilustre valdepeñero del que se dice que es “el gran desconocido de la ciudad”.

Antes de comenzar la representación, la periodista Lola Gómez y el director de la obra, Francisco Fernández, introdujeron a los espectadores en el mundo de Balbuena, explicando en qué había consistido el trabajo del director, sus investigaciones, la ayuda que había tenido para ello y sobre todo como Fernández ha sabido, con esta obra original, contextualizar y desmitificar a este personaje.

Igualmente, Alfonso Muñoz, presidente de ADIVAL, explicó el proyecto que están preparando con niños afectados de diabetes, como es el campamento de verano, además de contar como sus actividades van encaminadas a que se reconozcan los derechos de quienes padecen esta enfermedad y que además tengan más información.

La obra

Bernardo de Balbuena es un ilustre personaje de Valdepeñas, pero muy pocos conocían su vida y obra, algo que ayer quedó resuelto con esta representación, tras conocerse aspectos, incluso desconocidos, de su infancia, su juventud y como llegó a ser Obispo de Puerto Rico.

En escena distintos personajes que formaron parte de su vida, como su madre, su padre, sus amas de cría y otras personalidades de la época, que hicieron las delicias del público y que descubrieron la bondad de un hombre que quiso, a través de la religión y la cultura, formar a quienes no tenían con qué hacerlo para así hacer una sociedad única, rica en valores y en formación.

IMG_7033 (Copiar)

Actores con un difícil reto, pero que desde el punto de vista de quien escribe estas líneas, supieron conjugar bien su papel con el difícil uso de palabras del castellano antiguo.

Mención especial merece el joven actor Francisco Javier Borja Arteaga,  quién tuvo la difícil tarea de interpretar a Bernardo de Balbuena y supo darle ese toque de bondad que el personaje requería y que el público captó, llegando incluso a emocionar, con su interpretación, en los momentos más difíciles de la vida de Balbuena.

IMG_6963 (Copiar)IMG_6987 (Copiar)IMG_6977 (Copiar)

También hay que hablar de los niños Antonio y Javier León Martínez, en sus respectivos papeles de Balbuena niño y su primo, que fueron capaces con su interpretación de atraer la atención del público. Dos futuras promesas de la escena que también arrancaron sonrisas y que supieron estar a la altura del resto de actores.

IMG_6975 (Copiar)

IMG_6974 (Copiar)

Y como no, felicitar a todos y cada uno de los actores que formaron parte de la obra, porque sus personajes no eran fáciles, eran de otra época, del Siglo de Oro español. Personas que hasta llegar a representar la obra han tenido una ardua labor de ensayos, de robarle tiempo al tiempo. Prueba superada, porque supieron trasladarnos a esa época, arrancando en cada escena los aplausos del público. El vestuario, el decorado, un trabajo nada fácil que también hay que destacar.

Felicidades a todo el grupo de teatro, a su director, porque gracias a ellos, hoy, Bernardo de Balbuena, ya no es solo el nombre de una calle, una placa en la Iglesia de la Asunción o una estatua en el Paseo de la Estación, sino "más valdepeñero que nunca".

IMG_6976 (Copiar)IMG_6977 (Copiar)

IMG_6983 (Copiar)IMG_6995 (Copiar)IMG_6998 (Copiar)IMG_7008 (Copiar)IMG_7001 (Copiar)

IMG_7010 (Copiar)IMG_7015 (Copiar)