CULTURA

Retazos históricos de la extinta Guardia Romana de Valdepeñas en una conferencia de Francisco Fernández

Ayer jueves se celebraba en el Centro Cultural “La Confianza” una conferencia sobre la Guardia Romana de Valdepeñas, conocida popularmente como “Los Armaos”, y en la que Francisco Fernández hizo un recorrido por la historia de una compañía que en 2015 cumple sus cien años de historia, y que desapareció en el año 1976.

ARMAOS VALDEPEÑAS (Copiar)

Bajo el título “La Guardia Romana, Valdepeñas 19015-2015: Retazos de su historia para evocar un centenario”, Francisco Fernández explicó retazos de la historia de los Armaos de Valdepeñas a través de la información oral que ha ido recopilando de personas mayores que los conocieron.

El concejal de Cultura, Manuel López, encargado de presentar a Fernández, se refirió a los Armaos como un grupo de personas que de forma altruista “engalanaban la Semana Santa de Valdepeñas con sus trajes romanos”. Igualmente, puso en valor el trabajo del ponente del que dijo que “es un amante de Valdepeñas y su historia, además de una persona polifacética que ha trabajado en muchas cosas sobre la misma documentándose en muchos sitios y conservando fotografías muy interesantes”.

Según Fernández, la Guardia Romana de Valdepeñas estaba compuesta por 50 personas, que no era una centuria como puede ser la de la Macarena u otras corporaciones romanas de la geografía española, se trataba de “personas que cumplían con su obligación y habían asumido ese carácter marcial de las ordenanzas castrenses, mezcladas con lo religioso, encargados de acompañar los pasos en la Semana Santa y de hacer el Prendimiento en la Plaza de España”.

Esta compañía, se funda en 1915 y se suspende en 1935 cuando se instaura la República. Es en 1945 y de la mano de Martín Maroto Maroto, presidente de la Cofradía del Santo Cristo de la Misericordia, cuando pasan a ser erigidos canónicamente desde la Parroquia de la Asunción a la Parroquia del Santo Cristo. Ya en 1949, cuando se reorganiza la Cofradía de Jesús Orando en el Huerto, ellos mismos solicitan a la Hermandad que “la suya sea refundada y así comenzar un nuevo periplo, que ya iniciaran con esta Hermandad y recuperar así el Prendimiento”, explicó Fernández.

La Guardia Romana de Valdepeñas volvió de nuevo en 1950 y hasta 1976, que fue el último año que se celebró el Prendimiento y su última salida. Se trataba de un grupo que se abría paso a lomos de los caballos de la Guardia Rural de Valdepeñas y que estos cedían para que los Armaos salieran en Semana Santa.

Pero según Francisco Fernández hubo un intento de formarla de nuevo, por parte de la Agrupación de Cofradías, “una especie de banda que iban vestidos a la romana, y que duró unos cuantos años, pero al final no hubo mucha constancia en ello y se perdió”.