CULTURA

Jesús Sánchez: “Esta Feria no es solo una actividad comercial sino también cultural porque a través de ella conoces objetos y cosas del pasado que tienen historia”

Los días 5 y 6 de noviembre se celebra en Valdepeñas la IV Feria de Antigüedades y Coleccionismo. Este año habrá dos espacios para la misma, el Auditorio Francisco Nieva y en el Salón Pacífico del Veracruz Plaza Hotel & Spa, ambos edificios situados en la Plaza de la Veracruz. 

Jesus Sánchez Jito (Copiar)

La entrada es libre y gratuita. Esta Feria se podrá visitar de 10:00 horas de la mañana a 22:00 horas de la noche, ambos días y de forma ininterrumpida. En advaldepeñas, hemos hablado con uno de sus organizadores, Jesús Sánchez, para saber  más de un evento en el que se puede comprar, vender y cambiar.

Es la IV Feria de Antigüedades y Coleccionismo, todas las anteriores han sido un éxito. ¿Dónde radica ese éxito?

Pues en que no es solo una actividad comercial, también es cultural porque a través de la misma conocemos objetos y cosas del pasado, del de nuestros abuelos, nuestros padres. Artículos con historia que siguen teniendo valor. Todo el que visita esta Feria no se va indiferente porque hay cosas que les recuerdan lo que vivieron en su niñez, que le evocan recuerdos de un pasado donde fueron felices, vivencias con abuelos, de cómo eran sus trabajos, sus quehaceres diarios, etcétera. Aquí cabe cualquier cosa para el recuerdo.

En esta edición hay novedades ¿Cuáles son?

La principal novedad es que, además del Auditorio Francisco Nieva, por primera vez ocuparemos el Salón Pacífico del Veracruz Plaza Hotel & Spa, que es el salón más inmediato a la calle, donde pondremos objetos grandes y muebles que no caben en el Auditorio.

Después de la feria ¿seguís recopilando antigüedades para ediciones posteriores?

Los que nos dedicamos a esto de las antigüedades no paramos de buscar nuevos objetos, de recopilar cosas, de ampliar tu almacén,  tu cochera, es algo que te gusta y que buscas preguntando a familiares, amigos o gente que puede tener objetos antiguos en su casa, pero no solo con la intención de la siguiente feria sino con el siguiente rastrillo, mercadillo o para personas que te han hecho un encargo. La verdad es que esto es como una enfermedad.

¿Quiénes organizáis la Feria?

La Feria está organizada por 10 personas que somos amigos de las antigüedades y el coleccionismo. También está patrocinada por distintas empresas y con la colaboración de la concejalía de Cultura, que nos deja las instalaciones para el evento y el material necesario.

En cuanto a los patrocinadores hay que dar las gracias al Gabinete Jurídico Galán Parrilla, al Centro de Formación Innova de la Avenida 1º de Julio y a Joyería Abellán.

En cuanto al coleccionismo,  ¿qué es lo que más se demanda según la experiencia de ferias anteriores?

Es imprevisible, cualquier cosa se vende o cambia, lo que menos te imagines. No sabría decirte algo concreto, porque lo mismo puede ser una imagen religiosa, una lata de chapa, un cántaro, una tinaja, una llave, un cuadro, un candado o una pila de piedra.  Se vende todo porque hay una gran diversidad de artículos, puedes vender cualquier cosa.

antigüedades y coleccionismo (Copiar)

¿Habrá artículos nuevos?

Siempre hay novedades, hay objetos más pequeños, más grandes, más rústicos, herramientas antiguas, discos, libros… Eso es lo bueno de la gente que se dedica a esto,  que continuamente está renovando cosas y siempre hay novedades diferentes, diversidad, a precios económicos para todos los gustos y para todos los bolsillos.

¿Qué le dirías a la gente para que se acerque a ver esta Feria?

Pues que se pasen, que es una actividad novedosa, pionera en la provincia, que los vecinos de la comarca vengan a visitarla para recordar y conocer los objetos de sus antepasados, como eran las fotografías de entonces, un triciclo o botellas de bebidas antiguas. Que vengan con la mentalidad abierta, que pueden encontrar cualquier cosa, a gusto de todos, y raro es quien vaya y no compre algo, que todo es negociable y todo se regatea. No hay un precio fijo, simplemente una orientación, también se pueden canjear artículos.  Una feria abierta a todas las edades y para todos los bolsillos y que seguro que hay algo que les gustará.