CULTURA

Lourdes López-Pacios presenta en Valdepeñas su última novela “La Cajera”

LOURDES LOPEZ PACIOS (Copiar)

El próximo 6 de octubre la escritora valdepeñera Lourdes López-Pacios  Navío, afincada en Madrid, presenta su última novela, “La Cajera”, en el Museo Municipal, será a las 20:30 horas, una cita que no podemos perdernos. Lourdes estudió Derecho, pero como bien dice ella, lleva “toda la vida…” escribiendo.  Con Lourdes hemos hablado sobre su trayectoria como escritora, su vida y sus obras.

Llevas años escribiendo y novelas de éxito. ¿Por qué comienzas a escribir y cuál es el secreto de tu éxito?

Llevo escribiendo “toda la vida…” Desde bien pequeña escribía un diario y después comencé a escribir relatos de terror que leía a mis amigas y se morían de miedo. Imagínate cómo serían… Pero me lo tomé más en serio en el embarazo de mi hijo mayor, ya que tuve que estar en reposo mucho tiempo. El pistoletazo de salida llega con “La Casa de Julia”, novela con la quedé  finalista en el concurso nacional de novela corta Dulce Chacón y hasta ahora. Luego llegó La Dama Judía, El Ladrón de Secretos, Tiempos de Penumbra, El camino de las rocas, relatos cortos para colecciones de la editorial Atlantis, relatos de viajes… No he parado desde entonces y ahora llega La Cajera y por supuesto ya estoy pensando en algo nuevo porque mi imaginación no me deja descansar…

Escribo porque me hace muy feliz. Me encanta crear historias a partir de cosas que veo, hechos históricos, noticias de la prensa o de observar a la gente. Siempre he tenido una imaginación desbordada y escribir es la manera de darle forma a lo que se cuece en mi cabeza. Gracias por lo del éxito, pero te aseguro que para mí el éxito, aparte del número de libros que se vendan, consiste en hacer pasar un buen rato a todos los que leen mis libros. Eso sí que es el éxito.

Las historias salen de mi cabeza en constante ebullición… Unas cuestan más que otras, pero están ahí, en algún lado y sólo tengo que buscar, prestar atención y ordenarlas.

¿Cómo es tu día a día dedicado a la escritura y a la investigación, sobre todo  en lo que se refiere a la novela histórica?

Todas las historias requieren una labor minuciosa de investigación, pero en la novela histórica hay que hacer un trabajo extra, desde luego. Es lo que más tiempo se lleva, porque a la vez que voy escribiendo, tengo que ir repasando mis notas, hacer llamadas, casar fechas e intentar hacer  la historia lo más creíble posible, aunque sigue siendo novela y me permito mis concesiones ¿eh?. Pero es un verdadero placer y disfruto mucho. Mi día a día es bastante desorganizado… Es decir, que no sigo un horario (aunque lo intento) y a veces tampoco tengo todo el tiempo que quisiera. Lo bueno es que puedo escribir en cualquier lugar ya que me concentro en lo que hago y pocas cosas me distraen. Tanto es así que escribí La Dama Judía cuando mis hijos eran pequeños y todos los que tiene hijos sabrán de lo que hablo…

Además de escribir ¿Háblanos de tu trayectoria profesional?

Después de licenciarme en Derecho, he tenido varios trabajos comenzando en el mundo laboral en Manserja. Luego me trasladé a vivir a Madrid y trabajé en una consultora de turismo, en la que hacíamos proyectos para la Secretaría General de Turismo. Más tarde fui formadora de cursos del INEM y después comencé a dar cursos de español para extranjeros, actividad que retomaré en breve. Vivo en Las Matas con mi marido y mis dos hijos. Es un lugar muy agradable donde he hecho buenas amistades, pero mis raíces siguen estando en Valdepeñas.

¿Te sientes reconocida en tu tierra?

Yo en mi tierra me siento en casa, y sí, me siento reconocida porque no soy una persona que necesite muchos estímulos externos para estar bien. Lo que me hace muy feliz es cuando alguien te dice que ha leído este libro o el otro. Si además les ha gustado es la leche…

Presentas una nueva novela en Valdepeñas “La Cajera” ¿Con qué se va a encontrar el lector en este libro?

Bueno, la verdad es que La Cajera puede desconcertar a muchos, porque es una historia muy muy diferente no sólo en la trama, sino en el estilo, el lenguaje, el humor… Creo que va a sorprender y espero que para bien.

¿Qué lugar ocupa la mujer en tus novelas (Julia, La Dama Judía, La Cajera…)?

Has tocado un punto clave… El noventa por ciento de los protagonistas son mujeres pero qué le voy a hacer… yo lo soy y me siento cómoda metiéndome en personalidades femeninas muy variadas. Creo que las mujeres somos más versátiles y más creíbles para hacer cualquier tipo de cosa.

¿Has ganados premios?

Bueno no soy ganadora de premios porque no busco los concursos literarios y aunque los buscara probablemente no llegaría a mucho. Es un mundo peculiar y muy cerrado y yo escribo por placer, no para ganar nada. Aun así, he de reconocer que quedar finalista en el de Dulce Chacón, fue una gran alegría.

¿Quiénes son tus autores favoritos y si tienes influencia de alguno de ellos?

No soy de autores favoritos, sino de libros favoritos, y además son muchos y muy variados. También he de decirte que leo de todo dependiendo del momento. Es decir que lo mismo me leo un ensayo, como el que estoy leyendo ahora del periodista Alfonso Domingo sobre los españoles en la segunda guerra mundial, que una novela negra de Asa Larsson. Luego puedo leer  a la vez a un japonés como Yukio Mishima, junto  a  algo más ligerito como Edith Warton. Pero por señalar algunos autores que me hayan dejado “huella”, están: Kristin Hannah con El Ruiseñor, también Joyce Carol Oates con La Hija del Sepulturero. También Mikel Santiago, Javier Reverte (no Pérez Reverte) con su  literatura de viajes etc, etc y por supuesto clásicos como Dumas, Orwell, o incluso Pérez Galdós. Pero la lista es larga y te aburriría…

¿Qué le pides a Valdepeñas y si te sientes reconocida en tu ciudad?

Creo que no hay que pedir demasiado para no llevarte chascos… Yo siempre disfruto estando en mi pueblo, y si además voy para presentar otro libro, pues ya estoy muy feliz, de verdad. No quiero dejar de decirte que aunque para mí escribir es un verdadero placer, y que es algo que me tomo muy en serio siempre, lo es más desde el momento que la gente se gasta un euro de su dinero para leer mi trabajo. Eso es muy serio y quiero que la gente sepa, que pongo siempre todo lo mejor de mí en cada página que escribo, y que estoy muy agradecida a todos lo que me leen.

Un deseo de cara al futuro más inmediato.

Salud para poder seguir creando historias.