CULTURA

La procesión de la Madrugá volvió a emocionar a los valdepeñeros

Miles de fieles salieron a la calle en la madrugada del jueves al viernes santo para volver a vivir el encuentro entre Nuestro Padre Jesús Nazareno Rescatado y Nuestra Señora del Mayor Dolor en Su Soledad, una de las procesiones más seguidas y más emotivas: La Madrugá. 

la madruga 4 (Copiar)
Foto de Almudena García

El fervor que los valdepeñeros sienten por Nuestro Padre Jesús es único y así lo demuestran cada viernes visitándolo en su templo, el Convento de los Padres Trinitarios, pero es en Semana Santa cuando en La Madrugá los sentimientos más intensos afloran al ver la imagen en procesión por las calles de la ciudad. Este año se cumple el 325 aniversario de la llegada de la primera imagen de Jesús Nazareno Rescatado a Valdepeñas.

Una procesión inmensa, organizada por la Real e Ilustre Archicofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno Rescatado y Nuestra Señora del Mayor Dolor en Su Soledad,  con miles de fieles acompañando a la imagen de Jesús y la Virgen, que hace aflorar la emoción más fuerte en el momento del encuentro de ambos en la Plaza de España, ante la Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora. Portados por hombres de trono y mujeres de trono palpitando de emoción ante tan bella escena.

En esta ocasión el Trono de Jesús llevaba dos cartelas nuevas terminadas en pan de oro, con dos águilas con el emblema trinitario, además la mesa del Trono lleva ocho puntos de luz con tulipas de gualda grises.

Por más años que pasen y por más veces que se lleve a cabo esta procesión, nunca deja de llamar la atención la gran emoción que provoca en quienes la presencian. Un año más, hemos vivido todo ello al grito de “Viva Nuestro Padre Jesús” y “Viva Nuestra Señora del Mayor Dolor”.

(Fotos cedidas por Gloria Castellanos)

madruga 1 (Copiar)la madruga 5 (Copiar)la madruga 6 (Copiar)