DEPORTES

Las valdepeñeras Marta Fernández y Lucía Rubio, sobresalientes en el Torneo de Selecciones Provinciales Sub 14 celebrado en Alcázar

Alcázar de San Juan ha vivido un día especial e inusitado con motivo de la I Concentración de Selecciones Provinciales Infantiles de Fútbol Masculino y Femenino. Alrededor de 250 futbolistas de ambos sexos se han dado cita en las instalaciones municipales de Alcázar de San Juan para disputar este torneo que ha dado hoy el pistoletazo de salida.

050114 VA-FUTBOL

Se trata de una iniciativa que se ha venido barruntando en los últimos tiempos para controlar la categoría infantil de Castilla La Mancha, una edad que se encontraba sensiblemente apartada en el ámbito de las selecciones territoriales, precisamente por la ausencia de Campeonatos Nacionales, sin embargo, desde la Federación de Fútbol se ha entendido necesaria la existencia de este tipo de actividades para la promoción del fútbol de nuestra Comunidad, creando el eslabón que nos faltaba con el fin de dotar al fútbol castellano manchego de una sólida base en las categorías inferiores.
 
La jornada ha resultado todo un éxito y los futbolistas han derrochado ilusión a raudales, demostrando su valía ante numerosos espectadores y ante los técnicos que serán los encargados de elegir a aquellos que formarán parte de las selecciones territoriales sub-14 de Castilla La Mancha. El objetivo de la Federación de Fútbol pasa por organizar esta temporada otra concentración de selecciones provinciales infantiles y la de concertar un enfrentamiento de selecciones territoriales ante otra Comunidad Autónoma.
 
En cuanto a la jornada de hoy, Toledo se ha erigido como la gran protagonista al proclamarse campeona en las dos modalidades, masculina y femenina. El objetivo de esta jornada no tenía aspectos competicionales, pero en fútbol, como en cualquier deporte, la competitividad es un componente más en la formación del futbolista, de ahí que la elaboración de una clasificación final sea necesaria para premiar a los ganadores. Pero por encima de ese factor, la mayor congratulación ha venido de la mano de la deportividad, y de la del fútbol espectáculo que se ha podido vivir, con goles impresionantes, como el materializado por el jugador de la selección ciudadrealeña, Iván, ejecutando acciones técnicas como si de un jugador profesional se tratara.
 
Merece una especial mención el fútbol femenino, que ha demostrado tener mimbres para augurar un futuro prometedor en nuestra Comunidad, aunque todavía quede mucho trabajo  por realizar, principalmente en la concienciación de la sociedad, pero ha sido todo un deleite ver ejercitarse con ilusión y empeño a todas esas jugadoras, que, además, han acreditado suficientemente el progreso que ha experimentado el fútbol femenino en no mucho tiempo.