DEPORTES

Victoria, empate y derrota del Waterpolo Valdepeñas en categorías masculina y femenina

Fin de semana aciago para el Waterpolo Valdepeñas. A pesar de imponerse el sábado por un abultado 14-6 al CW Brains en la Liga Madrileña, el domingo saltó la sorpresa con un inesperado empate 6-6 ante el CW Poseidón de Talavera en la Liga de Castilla-La Mancha. 

120314 VA-WATERPOLO

En categoría femenina, el Valdepeñas cayó derrotado por un abultado 19-6 ante el homólogo femenino del Poseidón.

La jornada del sábado sirvió a modo de entrante de este intenso fin de semana con la disputa de la decimoquinta jornada de la Primera División Madrileña de waterpolo en la que nuestro equipo visitó el Colegio Brains de La Moraleja para enfrentarse al conjunto anfitrión.

Partido dominado de principio a fin por la escuadra valdepeñera que supo mantener un ritmo constante de juego sin temer por los puntos en ningún momento. Al compás que marcaron Chete y Pincho en ataque y bien dirigidos desde atrás por Edu y Carlitos, el equipo arrinconó a los locales en su zona con buen movimiento de balón en seis metros y creando un gran número de ocasiones a lo largo del partido. Un cómodo hat-trick de Chete en el primer cuarto en jugadas con mucho movimiento de balón encarriló pronto el encuentro. En el segundo cuarto Pincho, Ricky y Joselu estuvieron acertados cara a puerta y el Valdepeñas consiguió mantener una cómoda ventaja al descanso, 6-2.

En la segunda mitad, con la idea de cerrar el partido, los verdi-negros  apretaron  físicamente y, si bien cedieron algunos huecos atrás que permitieron goles madrileños, consiguieron un parcial de 5-2 que enterraba casi definitivamente las aspiraciones locales. Los del Brains dieron todo por llegar arriba y maquillaron el resultado con dos tantos anodinos. Al final, un claro 14-6 que permite  sumar tres puntos más en la complicada y disputada liga madrileña.

Ya el domingo el Waterpolo Valdepeñas madrugó para viajar hasta Talavera donde se disputaba la segunda jornada de la liga castellano-manchega. Hasta allí se desplazaron nuestros equipos masculino y femenino para enfrentarse a los equipos locales. En primer lugar se lanzarían al agua los chicos y después sería el turno de las chicas.

En el partido de categoría masculina el balón fue de dominio valdepeñero durante todo el primer cuarto. Moviendo bien atrás, buscando el juego interior y sin sufrir demasiado en la circulación, se pudieron ver bastantes buenas cosas en ataque con cruces, pases acertados, apoyos, etc. Borja adelantó en el marcador al Valdepeñas con un trallazo lejano y Chete ponía distancia en el marcador desde la boya.

Los locales, que hasta el momento habían estado más centrados en defender, pasaron al ataque y consiguieron un duro parcial de 3-0 que les puso por delante en el luminoso. El Valdepeñas reaccionó rápido al 3-2 con un gol de garra pero una superioridad anotada por lo locales justo cuando acababa el segundo tiempo les ponía por encima en el marcador. La poca permisividad en las boyas, los errores en los pases, los fallos ante el portero local y el nerviosismo estaban haciendo mella en el ánimo de los waterpolistas valdepeñeros.

Muy centrados, los chicos del vino cogieron el balón para mandar en el juego en el tercer cuarto y así lo hicieron. Pressing alto, rápidos robos de balón y muchísimas faltas en ataque fueron la tónica de este cuarto. Chete daba alas al Valdepeñas con dos goles de bandera en dos jugadas seguidas.

El último cuarto fue una partido maravilloso de waterpolo o un magnífico caos (hay quién lo llamaría despropósito); que los asistentes elijan. Un lanzamiento lejano que no traspasó la línea de gol fue concedido como tanto por el árbitro y dio el empate a los talaveranos que seguían muy serios en defensa. Aun así, el equipo se recompuso y Pincho aprovechó una de las pocas oportunidades de las que gozó para poner de nuevo al Valdepeñas por delante. A partir de ahí, multitud de choques, decisiones difíciles de entender, mucho caos, y por encima de todo un equipo local que creyó en lo que hacía y al que le llegó el premio del empate en su último ataque gracias a un gol indebido que no debió subir al marcador ya que el waterpolista talaverano amagó el tiro hasta en dos ocasiones tras una falta en cinco metros. 6-6. Final.

La falta de acierto, un gran portero local y sobre todo un muy desacertado y lamentable arbitraje, que concedió dos goles ilegales al Poseidón y castigó de manera exacerbada al Valdepeñas con constantes e inexistentes faltas en ataque, fueron los principales causantes de este inesperado empate. El objetivo principal del Waterpolo Valdepeñas está temporada, revalidar el título de liga de Castilla-La Mancha, se torna más difícil aún tras las tablas cosechadas el domingo ante el Poseidón de Talavera. Los valdepeñeros siguen líderes de la clasificación y siguen dependiendo de ellos mismos por lo que habrá que esperar.

A continuación se lanzaban al agua las chicas para enfrentarse al Poseidón. Las talaveranas son las grandes favoritas para alzarse con el título y así lo mostraron desde el primer minuto de juego. Con un gran ritmo en la circulación de balón, pressing alto en diez metros y provocando muchas contras y situaciones en superioridad, las locales abrieron brecha pronto en el marcador. Un duro parcial de 7-0 en el primer cuarto dejaba casi sin opciones a las valdepeñeras, hasta el momento incapaces de detener el torrente de juego toledano. Las guerreras verdi-negras apenas pudieron inquietar a la portera talaverana.

El alto parcial del primer parcial permitió que el juego y la presión se relajasen en el segundo cuarto y las valdepeñeras consiguieron llegar más a puerta. Así, se pudo ver algo más de juego interior y más presencia visitante rondando a la portera talaverana. El parcial de este segundo cuarto sería de 4-2, con un golazo de Patri tras una gran finta a su defensora y un tanto de Elena. En estos minutos se pudo ver las buenas ayudas defensivas de nuestras chicas y algo más de movimiento de balón. Al descanso, 11-2.

La segunda parte fue algo más igualada. Las talaveranas rotaron dando minutos a todas sus jugadoras y las visitantes asentaron su juego para que se pudiera ver algo más de waterpolo y no tanto nado. Golazo de Amelia desde el exterior para maquillar el parcial de 3-0 local. Ya en el último cuarto y habiendo perdido a Elena por tres exclusiones, el cansancio provocó graves errores defensivos en las ayudas que dejaron demasiados huecos a las anfitrionas. Al final, 19-3. Mal día para nuestros equipos en Talavera.

El próximo fin de semana será de nuevo de lo más intenso porque aunque no habrá partidos de liga de Castilla-La Mancha, el Valdepeñas tendrá dos encuentros de liga madrileña ya que al partido del sábado por la mañana ante el Vand '03, habrá que sumar el encuentro aplazado ante el Real Canoe D que se disputará el domingo a las 09:00 horas.

CW. VALDEPEÑAS, 14: Cifu, Álvaro, Ojeda, Pincho (3), Ricky (2), Chete (6) y Edu (1); Joselu (2), Carlitos, Chechu, Nicola y Kike.

Colegio Brains, 6: Simón, Jorge, Nacho (1), Serafín (1), Fraile (1), Rojo (1) y Diego (2); Cuevas, Robles, Carazo y Miñana.

CW. Poseidón, 6: Brahim, Mario, Pablo (2), Adrián, Camacho (1), Marcos (1) y Álvaro; Jorge, Del Pino, Sánchez (1), Medina (1), Josué y César.

CW. VALDEPEÑAS, 6: Cifu, Álvaro, Edu, Borja (1), Ricky (1), Chete (3) y Pincho (1); Nicola, Javier, Carlitos, Chechu, Kike y Anaya.

CW. Poseidón (fem.), 19: Lucía, Sánchez, García, Vargas, Madinabeitia, Marta y Castro; Mayoral, Barroso, Serrano, Sara y Matilde.

CW. VALDEPEÑAS (fem.), 3: Natalia, Elena (1), Patricia (1), Vero, Amelia (1), Sara y Lourdes; Irene y Cristina.