DEPORTES

El Waterpolo Valdepeñas cae estrepitosamente ante el Casablanca de Zaragoza

El conjunto valdepeñero cayó derrotado por 16 goles a 2 ante el Stadium Casablanca en el que podemos definir como el peor partido del Valdepeñas en las últimas temporadas. La séptima jornada de la Primera División Madrileña de Waterpolo enfrentó a dos de los tres equipos que juegan como invitados en esta competición. 

251114 va-waterpolo

El Centro Deportivo de Natación Mundial 86 acogió el sábado un encuentro para olvidar del Valdepeñas en el que los manchegos recibieron una clara lección física y táctica nadando a contracorriente durante los 32 minutos de juego.
 
El primer cuarto, que acabaría siendo un monólogo local, comenzó con un movimiento genial de Pincho en boya proporcionando un penalty a favor cuando no se había cumplido ni un minuto de juego. El portero zaragozano realizó una gran parada y dos jugadas más tarde cambiaba completamente el tercio del partido cuando, aprovechando su primera superioridad, el conjunto maño se ponía por delante. En los dos primeros minutos de juego se condensó la historia del partido; de un error valdepeñero arriba nacía la ocasión del rival y el balón acababa en la red manchega. Tras este gol, el Valdepeñas no supo levantarse y solo acertó a mirar como los jugadores zaragozanos acribillaban a Cifu. Los del Casablanca fijaban un arco irregular, que les proporcionaba un movimiento de balón claro y multitud de opciones ofensivas. Manejaban un buen juego interior, coqueteando con la doble boya en ocasiones pero llegando casi todos sus goles en lanzamientos exteriores tras movimientos rápidos y certeros del esférico. Del Valdepeñas no había noticias. En defensa, los verdinegros apenas sobrevivían; en ataque, en lugar de mover el balón y buscar huecos para lanzamientos en buenas posiciones, los manchegos optaron por surtir de balones a Héctor y Chete para después dejarlos solos, sin opciones de pase; o directamente regalar balones y posesiones. 5-0.

Con una losa demasiado pesada a cuestas, el Valdepeñas regaló el segundo cuarto también. No quedaba ni el orgullo. El conjunto maño optó en estos ocho minutos por aumentar la presión y matar el partido a contras. El partido se agitó, lo que no convenía para nada al Valdepeñas, recibiendo otro duro parcial, este de 4-0. En defensa fue incluso peor: erráticos, previsibles, sin realizar ayudas, cada uno haciendo la guerra por su cuenta, y el Casablanca se relamía ante tal desconcierto. En ataque, moviendo un poco más el balón (aunque desesperadamente lento), el Valdepeñas halló huecos para que Pincho (brillante ayer en ataque, de lo poco salvable) se afanara en sacar superioridades desde la boya. Descanso. 9-0.

El tercer cuarto que nos regalaron Chete, Héctor, Pincho y Ojeda fue lo mejor del partido del encuentro. Dieron más velocidad al ataque manchego, crearon apoyos, movieron el balón de lado a lado y anotaron un parcial de 0-2 que al menos daba esperanza de maquillar un poco el resultado. En ataque la mejoría continuaba y Pincho y Nandis llegarían a provocar hasta 5 superioridades en los dos últimos cuartos; desperdiciadas de una manera horrible. Tras el arreón inicial del tercer cuarto, el Valdepeñas se mantuvo a flote con dificultad, mostrando algunos minutos de buena defensa, con ayudas, con tensión, robando balones y provocando contras y ocasiones claras que un brillante portero maño enviaba al limbo. Al menos la imagen estaba siendo otra. El juego se endureció ligeramente y se pudieron ver más choques, más tensión. Algo al fin. Aun así, en ataque el conjunto zaragozano siguió a lo suyo y se llevó también el tercer parcial por 3 goles a 2.

El último cuarto tuvo poca historia. El cansancio de ambos equipos, la falta de actitud y orgullo valdepeñera, y la diferencia evidente de juego provocaban otro parcial de 4-0 para los locales y cerraba el partido en un duro 16-2. Poco más se puede decir.

Todo equipo tiene días malos, todos tenemos días en que no nos sale nada y en los que el balón siempre prefiere chocar contra el palo a hacerlo con la red, eso cualquiera que practica deporte y compite lo sabe; pero la actitud, la tensión a la hora de enfrentarse a los retos, el compañerismo y el dar el máximo en cada balón, eso es innegociable.

Lo más destacable de la jornada del sábado fue la afición valdepeñera. Hasta 10 personas acompañaron al equipo a la piscina M-86 y no dejaron de animar y apoyar a un conjunto que no les estaba respondiendo desde el agua. El próximo fin de semana nos espera el encuentro aplazado ante el C. Brains B. Será el domingo 30 a las 17:00 horas en las instalaciones del Colegio Brains.

Por último, nuestro pensamiento y nuestro corazón están estos días con la familia de Carlos. Tu paso por nuestro club dejó huella. Descansa en paz, amigo.

STADIUM CASABLANCA 16: Murillo, Gimeno, Diego (4), Fabrel, Toreño (1), López (5) y Jorge (4); Adrián, Diego II (1) y Tejero (1).

CW. VALDEPEÑAS 2: Cifu, Ricky, Ojeda, Edu, Héctor (1), Chete (1) y Pincho; Nandis, Javi, Carlitos, Alberto, Chechu y Álvaro.