viernes. 14.06.2024

Tras el madrugón, los primeros valientes en lanzarse al agua serían los jugadores del equipo alevín. El partido, jugado a 8 cuartos de 4 minutos, tuvo de todo y no decepcionó a nadie.

Inicio intenso, ambos conjuntos luchaban por lograr el control del balón y se pudo ver mucha igualdad en los primeros cuatro minutos. Las zonas, aunque irregulares, se mostraban estables y bien ordenadas y no se cedían apenas ocasiones. 1-2 de parcial. El segundo cuarto fue valdepeñero completamente. Los vinateros apretaron físicamente y apenas dejaban a los locales crear ocasiones. Como consecuencia se consiguió un 0-2 de parcial. Se comenzaron a crear muchos más espacios y ambos conjuntos se alargaron, quizá en exceso, sobre el campo. Se comenzó a ver mucho balón largo y el físico comenzó a ser determinante.

Aun así Talavera se recompuso y apenas cedió ocasiones en el tercer cuarto. Fueron cuatro minutos muy intensos, solo frenados (continuamente) por los árbitros. El partido se comenzó a hacerse más denso, lento y trabado. Solo un gol dejaría el cuarto parcial y se llegaba al descanso con 1-5 en el electrónico.

Entonces se rompió el encuentro. Buena lectura visitante de lo que necesitaba el partido, los extremos valdepeñeros comenzaron a  nadar arriba y abajo con mucha intensidad, creando ocasiones sin parar  y dejando a nuestros atacantes en posiciones muy ventajosas con bastante frecuencia; por contra, en defensa, los locales apenas conseguían inquietar a un Antonio inmenso en la jornada de ayer y que cortaba cualquier posibilidad de resurgir talaverano en el partido. Dos parciales seguidos de 0-2 dejaban el partido en un claro 1-9 antes de enfrentar los dos últimos cuartos. Curro estaba haciendo todo lo que quería y como quería en ataque, bien acompañado por Alejandro y Mario; mientras Carlos Cantero, Hugo y Alba echaban el cerrojo en defensa para no ceder apenas ocasiones. Por el otro ala, Jose y Sergio estaban haciendo estragos en la defensa local y aprovechando las ocasiones que conseguían crear.

Llegó el mejor cuarto de los infantiles del Valdepeñas, el séptimo, en el que lograron un 1-4 de parcial con tres goles de Curro. Gran juego, mucha velocidad en el movimiento de balón y un gran número de ocasiones creadas. El último cuarto, puro trámite, se saldaría con un nuevo 0-2 de parcial y dejaba el resultado final en un claro 2-14.

Por el conjunto infantil formaron: Antonio, Alba, Curro (6), Hugo, Carlos, Alejandro (4), José (1), Mario (2) y Sergio (1).

A continuación se celebró el partido de categoría cadete. Algunos de los infantiles valdepeñeros se atrevieron a jugar también en esta categoría y completar una convocatoria tremenda.

Inicio fulgurante del Valdepeñas, al compás que marcaba Carlitos desde la posición de defensor, los verdinegros completaron un primer cuarto brillante. Ritmo muy alto desde el principio, aprovechando el gran físico de alguno de los atacantes valdepeñeros, ambos conjuntos creaban arcos bien definidos pero rara vez acababan sus posesiones en juego interior, y se decantaban por lanzamientos exteriores. Carlitos anotaba un gran hat-trick en este primer cuarto para poner por delante al Valdepeñas rápidamente, contrarrestando el gol local, y llegando al final del primer cuarto con 1-4 en el marcador gracias a un gol de Camacho. Con Carlitos y Camacho en la dirección, y Ojeda y Alarcón creando espacios, el partido se había encarrilado muy pronto.

En el segundo cuarto se igualó el encuentro. Los locales comenzaron a llegar con más frecuencia y a aprovechar sus ocasiones. Consiguieron tres goles que pudieron ser más, si no fuera por un Antonio brillante bajo los palos (en su segundo encuentro seguido). El Valdepeñas tenía problemas en defensa y por momentos los cadetes lo estaban pasando mal, pero en ataque estaban más sueltos, moviendo bien el balón y jugando más con Alarcón y Camacho en boya. Este cuarto dejaría un 3-3 de parcial que animó a la grada a apretar más, sobre todo con los dos goles locales casi seguidos que recortaban una diferencia que había llegado al 2-7. Al descanso con 4-7 en el electrónico.

 Carlitos volvió a coger la manija del encuentro y decidió que había que despejar cualquier tipo de dudas y cerrar el partido cuanto antes. Se echó al equipo a la espalda logrando en el tercer cuarto un 1-5 de parcial lapidario para los intereses locales. Tres nuevos goles para el 6 visitante, muy bien acompañado en este cuarto por un Ojeda rapidísimo en la posición de 5 y por Carlos y Camacho, que aprovecharon su fuerza en el juego interior para imponerse a sus pares. 5-12 con un cuarto por jugar.

Los últimos ocho minutos tuvieron poca historia. Ambos equipos bajaron el ritmo y, aunque se creaban ocasiones, estas parecían ser realizadas más para lucimiento de los porteros que para aumentar el tanteo; un pobre parcial de 1-1 y un definitivo 6-13 en el marcador. Gran encuentro de los cadetes, que mandaron en todo momento y se llevan una victoria muy importante de una piscina tan complicada.

Por el equipo cadete del Valdepeñas formaron: Antonio, Alarcón, Yenes (1), Camacho (4), García, Carlitos (6), Curro, Alejandro, Jose, Cantero, Ojeda (2), Hugo y Sergio.

Y para cerrar la jornada quedaba el encuentro de categoría absoluta. Con el recuerdo del empate de la pasada temporada en esta misma piscina, el Valdepeñas consiguió entrar al choque con la intensidad y la mentalidad necesaria y completó una primera parte magnífica, con buen juego, gran movimiento de balón, defensa infranqueable y, ante todo, gran actitud y concentración.

El equipo del vino comenzó a un gran ritmo, bien posicionado sobre el campo, mandando en todos los aspectos del juego y encerrando al Talavera. Así, con movilidad en ataque, tanto de balón como con cruces que descolocaban a los locales, consiguieron rápidamente ponerse por delante gracias a los tantos de Pincho y Borja. El portero talaverano y la falta de precisión de algunos lanzamientos evitaron que la ventaja fuera más amplia. En defensa el Valdepeñas estaba tan bien, no recordamos ningún lanzamiento talaverano en todo este cuarto. Basados en esta solidez defensiva, y con mucha tranquilidad en el control de balón, controlando las transiciones y formando una buena zona en ataque, Chete anotaría el tercer gol antes de que acabara el primer cuarto.

En el segundo cuarto el guion sería similar. Los locales no llegaban, y cuando lo hacían era con polémica o penalty incluido. Aunque Juanjo tuvo que intervenir en un par de ocasiones, los valdepeñeros seguían a lo suyo. Mucha rotación (el equipo apenas notaba los cambios), buen posicionamiento arriba, ocasiones de todas las formas y todos los colores, y un nuevo 0-3 de parcial gracias a los tantos de Chete (2) y Pincho.

El Valdepeñas cerraba así dos cuartos brillantes, con un clarísimo 0-6. Con un gran Borja en la dirección y los dos boyas verdinegros muy enchufados condicionando toda la defensa talaverana. Chete creaba ocasiones sin parar desde posición 5 mientras Ricky, Álvaro y Ojeda daban un curso de cómo mover el balón en el perímetro. Atrás, un impresionante Alberto se multiplicaba en las ayudas para permitir subir con más fuerzas a los ataques.

Pero tras el descanso todo cambió, y obviamente a peor. El Valdepeñas perdió el norte  y, dejándose llevar en exceso, permitió que los locales se crecieran y no perdieran ninguno de los dos parciales que quedaban por disputar.

El balón ya no se movía con tanta fluidez y, aunque las ocasiones seguían llegando, no eran fruto del trabajo y la constancia, sino de la inercia de los partidos y la calidad de algunos de los jugadores valdepeñeros. Mucho hueco, excesivo nado, silbatos que no paraban de sonar y la lucha contra los propios fantasmas condenaron a los vinateros a sufrir en exceso cuando todo estaba controlado. Los locales consiguieron llevarse el tercer cuarto por 3 goles a 2, y el Valdepeñas se mantuvo a flote gracias a un golazo de Nandis en una superioridad y un gol desde el extremo. Bastante buenos minutos de Nicola y Nandis en este cuarto, aún quedaban ocho minutos por delante y la victoria no se podía escapar.

El último cuarto tuvo poca historia. Aunque los locales consiguieron un nuevo gol que recortaba distancias (4-8), el Valdepeñas consiguió volver a controlar la situación por momentos y Chete volvía a ampliar la victoria con un nuevo gol. No creo que fuera un cuarto bonito de ver ya que no había más que brazadas, empujones, tensión, y demasiados silbatos sonando. Al final 4-9, victoria muy importante para obtener los tres puntos donde el pasado curso el Valdepeñas solo logró 1. En Enero los vinateros pondrán las cartas sobre la mesa en Albacete ya que ambos conjuntos llegarán a la cita con 6 puntos en los casilleros.

CW. POSEIDÓN 4: Brahim, Mario, Adrián, Camacho, Rodrigo, Álvaro y Jorge (1); Marcos, Josué (1), César, Medina (2), Álvaro y Montero.

CW. VALDEPEÑAS 9: Juanjo, Ojeda, Borja (1), Edu, Ricky (1), Chete (4) y Pincho (2); Nandis (1), Alberto, Javier, Álvaro, Nicola y Chechu.

El Waterpolo Valdepeñas continúa líder en la Liga de Castilla-La Mancha