domingo. 21.04.2024

En esta elección, además de los motivos religiosos influyen otros como la costumbre o el espacio del que dispongamos en casa para decantarnos por uno u otro, aunque en la actualidad optar por ambos es algo que se ha extendido en los hogares españoles.

Los recuerdos de infancia decorando nuestra casa por Navidad inevitablemente están ligados al Belén, gran protagonista en la decoración y que requería de mucho tiempo para colocarlo. Su tradición, hoy día, sigue teniendo gran fuerza, tanto a nivel individual como a nivel asociativo.

El Belén, es tradición en los países cristianos de habla hispana, aunque, la primera celebración navideña en la que se montó un belén para la conmemoración del nacimiento de Jesucristo fue en la Nochebuena de 1223, realizado por San Francisco de Asís, en una cueva próxima a la ermita de Greccio (Italia). La escena del nacimiento de Cristo no fue representada con figuritas y miniaturas de objetos cotidianos, como hacemos actualmente, ni con personas, para la ocasión San Francisco sí utilizó animales. Se celebró la misa nocturna acompañada de una representación simbólica de la escena del nacimiento, mediante un pesebre (sin niño) con el buey y la mula, basándose en la tradición cristiana. A partir de ahí esta tradición se expandió por toda Europa.

belen (Copiar) (Copiar)

Cuando los primeros cristianos llegaron al norte de Europa, descubrieron que sus habitantes celebraban el nacimiento de Frey, dios del Sol y la fertilidad, adornando un árbol perenne, en la fecha próxima a la Navidad cristiana. Este árbol simbolizaba al árbol del Universo, en cuya copa se hallaba la morada de los dioses y el palacio de Odín; y en las raíces más profundas estaba  el reino de los muertos. Posteriormente con la evangelización de esos pueblos, los conversos tomaron la idea del árbol, para celebrar el nacimiento de Cristo, pero cambiándole totalmente el significado.

belen 2 (Copiar) (Copiar)

Es posible que el primer árbol navideño, como se conoce en la actualidad, surgiera en Alemania, donde se implantó por primera vez en 1605 para ambientar el frío de la Navidad, comenzando así su difusión. A Finlandia llegó en 1800, mientras que a Inglaterra lo hizo en 1829, y en el Castillo de Windsor se vio por primera vez en 1841, de la mano del príncipe Alberto, esposo de la reina Victoria.

ARBOL 3 (Copiar) (Copiar)

Hacia los años 70 esta moda nórdica llegó hasta nuestro país, aunque los motivos económicos y ecológicos han hecho plantear alternativas al tradicional abeto o pino. Un árbol de plástico es la mejor opción dado su bajo coste económico, ya que sirve de año para otro.

La verdad es que por qué elegir, cuando podemos tener las dos opciones. Lo más importante elijamos lo que elijamos es pasar un rato entrañable y divertido en compañía de nuestros seres queridos decorando nuestro hogar de navidad.

Árbol o Belén