OCIO Y TIEMPO LIBRE

Casa Carpeto: un punto de encuentro de vinos, cañas y tapas para esta Navidad

Casa Carpeto abrió sus puertas en el año 1994, cuando su dueño José Merlo, acostumbrado a trabajar en el mundo de la noche decidió que ya era hora de poner un negocio de hostelería propio, además iba a ser papá y eso le motivó más. Hoy es un punto de encuentro de vinos, cañas y tapas durante todo el año, pero en Navidad se convierte en un sitio muy especial para la familia y los amigos.

bar-casa-carpeto3

En Casa Carpeto la fiesta no decae nunca y en Navidad puedes disfrutar con la familia o los amigos de sus variados aperitivos, con tapas calientes. El día de Nochebuena al mediodía el Carpeto da vida a la plazoleta Balbuena porque es tradición reunirse allí para celebrar ese día tan especial con los tuyos. Pero no solo eso, sino que en el día de Nochevieja, también al mediodía sus tapas no tienen precio, y lo hacen porque les gusta complacer a sus clientes, que al final acaban siendo amigos.

Su servicio, a pesar del buen número de personas que lo visitan en estas fechas, es muy completo para que “nadie se quede sin su bebida y sin su tapa, que la sirven al momento”. Así son sus camareros eficientes y conocedores de la hostelería y de la atención al público.

Casa Carpeto es un bar “de todo tipo”, como dice su dueño. La decoración no llega a ser de taberna, pub o bar. “Tiene un poco de todo, como la clientela, aquí viene gente mayor y gente joven. En mi bar han tomado cañas juntos tres generaciones: abuelo, padre y nieto”, recuerda José.

Suelos rústicos, madera que decora tanto su amplia barra como la pared donde se sitúan las botellas de vino, copas y licores, que hacen de este bar un lugar acogedor para el encuentro. Mesas altas en el interior con banquetas de madera y toneles para sujetar la consumición.

Casa Carpeto tiene una gran terraza con toldos, que sirve para verano e invierno y según su dueño: “fui pionero en sacar terraza de invierno, sacaba mesas y toneles y la gente se sentaba”. En verano su terraza es una de las más visitadas por su entorno y sobre todo por su buena cocina, y la simpatía de sus camareros.

La cocina de Casa Carpeto es variada: tradicional, a la plancha y fría. Tapas manchegas y de innovación. “Tienes que evolucionar no puedes poner siempre lo mismo porque la gente se acaba aburriendo”, indicó José.

No tiene una tapa estrella pero los torreznos acompañando a sus tapas han tenido un gran éxito: “a la gente le gusta mucho que la tapa vaya acompañada de torreznos, aunque la tapa sea un canapé”.

Los vinos de Casa Carpeto son de Valdepeñas, José presume de ser clásico y de gustarle el vino de su pueblo: “hay quien viene de fuera y te pide un Rioja, yo le contesto, ¡hombre si estás en Valdepeñas, tomate un Valdepeñas!”.

Es un bar pero también se puede comer o cenar en él porque tienen raciones, platos combinados. El cliente de Casa Carpeto puede desayunar, comer, merendar y cenar en este bar de Valdepeñas.

Los chicos de Casa Carpeto son muy fiesteros y aprovechan cualquier fecha señalada para montar una fiesta con sus clientes, en Navidad también.

Jose nos dice que su bar es un punto de encuentro y lugar de amigos, es una referencia de cañas, tapas y para quedar. “Yo cierro en vacaciones y a la vuelta la gente nos dice que nos ha echado de menos”.