GASTRONOMÍA

Ignacio de Miguel: “Castilla-La Mancha es un continente con muchos suelos distintos que hace que tengamos vinos maravillosos”

Los Jóvenes Amigos del Vino de Valdepeñas organizaron el pasado viernes una conferencia-cata, en las instalaciones del IES Gregorio Prieto, y en la que el enólogo madrileño Ignacio de Miguel señaló que Castilla-La Mancha es un continente con muchos suelos distintos, altitudes, microclimas, lo que hace que "tengamos suelos maravillos". 

IGNACIO MIGUEL 2 (Copiar)

Igualmente, instó a desmitificar “el hecho de que para tomarse un vino haya que tener conocimientos sobre el mismo”. En este sentido , apuntó que “solo hay que abrir la botella y disfrutar del momento. Los vinos tienen que ser más sencillos, alegres y entendibles, que es lo que reclama el consumidor actualmente”.

Considera que se están dando cambios importantes en los consumidores extranjeros puesto que el vino está saliendo de las mesas: “En España el vino se consumía alrededor de las mesas, en el resto del mundo los jóvenes que entran en nuestro sector toman el vino en un bar por la tarde con sus amigos, viendo la televisión o comiendo palomitas y ello provoca que haya que hacer vinos más sencillos, más alegres, más entendibles”.

De Miguel insistió en que el propio sector del vino "ha tenido mucha culpa de que en España no haya tanto consumo", porque “en algún momento se volvió demasiado ‘snob’. El vino es para pasarlo bien”, añadió.

Según este experto, las tendencias están cambiando mucho, ya no gusta tanto la madera, se prefieren los vinos afrutados, y lo importante es "divertirse tomando un vino, no complicarse con tecnicismos. Hay que trabajar con libertad, los que deciden son los clientes que son los que consumen el vino".

En el transcurso de la cata-conferencia se cataron 5 vinos de Castilla la Mancha:

ORIGEN DE CARRASCAS, un blanco de Bodegas Carrascas, recien salido al mercado, con mucho sabor y muy equilibrado.

MAZACRUZ 2012, de Dehesa de los Llanos en ALBACETE, una dehesa que apuesta por la calidad en todos sus productos, elaboran queso, aceite, perdiz en escabeche y vino, muy potente con mucho centro de boca.

MARTUE, 2011 de bodegas del mismo nombre, también equilibrado y con mucho gusto en boca.

BUCAMEL de Bodegas Tierras de Orgaz en plenos montes de Toledo, con suelos muy ácidos, lo que le da al vino mucha longevidad, y que resultó contundente y con notas de fruta.

CASALOBOS 2007, de bodegas Casalobos en Picón, que también se mostró como un vino equilibrado y mucho centro de boca.

El próximo acto será el viernes 20 de marzo en el Museo del vino a las 21:00 horas, con una cata abierta de vinos de la Denominación de Origen Somontano, situada en el Pirineo aragonés.