lunes. 24.06.2024

Un tempranillo del 2008 elaborado con uvas de calidad de la finca La Ginesa, un tinto con cuerpo y estructura, con peso de fruta en boca que lo hace original, aportando un tanino sedoso y envolvente propio de los grandes vinos.

En el acto estuvieron el mandatario de los Mayorales, Juan José Lozano, miembros de la Cofradía y los enólogos Federico y Jesús Lucendo, además de representantes de los medios de comunicación de Valdepeñas.

Juan José Lozano ha destacado que se trata de un vino excelente que va a gustar, “hemos embotellado 225 botellas por barrica y al precio de 10 euros para los socios de la cofradía. No es la primera vez que lo hacemos y siempre ha tenido mucho éxito. Nuestro deber es difundir y enseñar los vinos de Valdepeñas y con esto cumplimos nuestro objetivo”, ha señalado Lozano.

Federico Lucendo ha sido el encargado de realizar este vino que hace tres años fue encargado por los Mayorales: “agradezco a los Mayorales su confianza y su participación en la compra de este vino premier y les pido que sigan con la elaboración futura de vinos tan personalizados”. Esta iniciativa pertenece al Club de la Barrica que consiste en esa compra premier antes que el vino sea embotellado, de tal forma que los socios del club pueden ver los distintos estados por los que pasa un vino durante su elaboración: desde la elaboración de la uva, la crianza en barrica y la crianza en botella, con la ventaja de llevarse un vino de la gama más alta de la bodega a un mejor precio.

El vino de los Mayorales es un tempranillo que según Lucendo “pertenece a la añada de 2008, elaborado con uvas de más calidad de la bodega y que ha permanecido 15 meses en barrica de roble francés y lleva más de un año en botella, por lo que ahora es su momento idóneo para sacarlo al mercado y que lo degusten los cofrades”.

Otro de los asistentes al acto, Victoriano González de la Aleja además de resaltar las cualidades del vino destacó la importancia que tiene para esta Cofradía: “decidimos incluirnos en el Club de la Barrica porque luchamos por dar a conocer los vinos de Valdepeñas y que mejor manera de hacerlo que perteneciendo a este club del vino. Hemos seguido su elaboración, hemos puesto el anagrama de la Cofradía y por eso tenía que ser un vino excepcional, solo hay que catarlo para ver que es así”.

La Cofradía de los Mayorales del Vino presenta a la prensa un vino que lleva su nombre