OCIO Y TIEMPO LIBRE

¿Papá Noel o los Reyes Magos?

Las tradiciones navideñas han cambiado mucho en los últimos años. Si antes se regalaba sólo lo necesario y los más pequeños sólo pedían uno o dos juguetes, y de los clásicos, ahora los niños escriben una interminable carta a los Reyes Magos, con juguetes donde prima la tecnología. Aunque en estos últimos años, con la crisis, parece que los Reyes Magos también se han apretado el cinturón.

PAPA NOEL

Pero en estos años ha habido otro cambio bastante sorprendente. Y es que a los Reyes Magos de Oriente les ha salido competencia: Papá Noel. Este viejecito bonachón, de traje rojo diseñado por Coca-Cola y larga barba blanca, que desde hace unos 30 años trae regalos a los niños que han sido buenos la víspera de Navidad, duplicando las ocasiones que tienen los niños de recibir juguetes, y las de los padres de comprarlos.

¿Papá Noel o Reyes Magos?

No obstante, no todos los españoles han sucumbido a los encantos de este dulce abuelito. Según varias encuentas, más de la mitad de hogares españoles pide sus regalos a los Reyes Magos, frente a tan sólo un 15% que se decanta por hacerlo a Papá Noel, y uno de cada cinco, los más afortunados, reciben obsequios en ambas fechas. Además, una de cada cinco familias no hace ningún desembolso específico y extraordinario en regalos durante las navidades.

Para muchas familias, la tradición de los Reyes Magos es algo muy español y no están dispuestos a sacrificarlos admitiendo en sus vidas a Papá Noel. En los últimos años, ante el avance de esta tradición importada de Estados Unidos, han surgido multitud de páginas web y asociaciones reivindicando el valor de los Reyes Magos en nuestra cultura, apostando por que esta tradición no se pierda como tantas otras ante el empuje y la fuerza de la cultura estadounidense.

Para otros, sin embargo, no es más que una ocasión más de hacer felices a sus hijos obsequiándolos con más juguetes. Del 19% de familias que hacen regalos en ambas fechas, muchas de ellas admiten hacer uno o dos regalos el 25 de diciembre y dejar el resto para el día 6 de enero. Otros en cambio reparten los regalos según la familia con la que se pase esos días. Por ejemplo, si el día de Navidad se pasa con la familia del padre y Reyes con la de madre, un día se reciben los regalos de una familia y al siguiente los de la otra. Es una manera más sencilla de explicar a los niños por qué los juguetes no llegan todos a la vez: una familia los pide a Papá Noel y la otra a los Reyes Magos. Incluso hay familias más originales que entregan los juguetes de Papá Noel el día 31 de diciembre.