OCIO Y TIEMPO LIBRE

PsiquEmoción, una escuela creativa, llena de nuevas experiencias para tus hijos, que les ayudarán a crecer como personas, sin dejar de ser niños

El pasado verano Ana Maestro y Gloria Medina, dos jóvenes emprendedoras, licenciadas en Psicología, comenzaron una nueva andadura profesional, creando un centro de psicología, PsiquEmoción, dirigido a niños, adolescentes, adultos y personas de la tercera edad. Un centro situado en la calle Seis de Junio, 37 de Valdepeñas, y que cuenta, además de profesionales de la psicología, con otros profesionales, tales como logopedas, pedagogos, etc. 

PSIQUEMOCION 2

Y si hablamos de niños, podemos decir que cuentan con una escuela creativa, donde poder compartir, junto a tus hijos nuevas experiencias, que les ayudarán a crecer como personas, siendo lo que son, “niños”.

Su objetivo, cuando trabajan con niños y niñas, así como con sus familias, es poder ayudar y enseñar a ambos, realizando un trabajo coordinado. Por un lado, a los adultos se les motiva para que ayuden a los niños/as a escuchar y dar sentido a lo que les pasa en su día a día, acoger el miedo, las rabietas, las desilusiones, etc. Por otro lado, es igual de importante enseñar a los padres a marcar límites para aquellos comportamientos inadecuados.

Con respecto al trabajo con los niños, desde PsiquEmoción quieren fomentar que puedan expresarse libremente, que identifiquen qué les pasa y la razón. Para ello, trabajarán las emociones, los pensamientos y las conductas, todo ello a la par, pues no conciben trabajar un comportamiento si no sabemos cómo se siente el pequeño. Sin duda es un viaje apasionante, pues la diferencia entre sobrevivir y vivir radica en nuestra capacidad para empatizar y expresar adecuadamente nuestras emociones, pensamientos y conductas.

De igual manera, es importante que los niños/as sepan y adquieran destrezas para relacionarse consigo mismos y con los demás, con las experiencias que la vida les va trayendo, con sus sentimientos y objetivos, con lo que se espera de ellos, y decidan si eso que se espera de ellos es lo que realmente quieren hacer. Este trabajo con los niños, lo hacen con diversidad de técnicas, pero sobre todo y muy importante, a través del juego, terapia que sirve para acompañarles y guiarles. En definitiva, ven la infancia como un momento donde tienen frente a ellos un libro en blanco donde ir escribiendo, no como protagonistas o directores, sino como los acompañantes del principal director: el niño o la niña.

Si nos centramos en los talleres que cuentan para los peques, decir que entre ellos encontramos el taller de desarrollo y educación emocional, el de habilidades sociales, de atención-concentración, el taller de técnicas de estudio, psicomotricidad-cuentos motores y de relajación, así como los talleres “nos divertimos leyendo” y “trabajando el miedo”. De todos ellos cabe destacar el de desarrollo y educación emocional, dirigido a niños de entre 3 y 13 años, y dividido en grupos según edades, siendo este centro uno de los pocos centros, en la provincia, en los que se lleva a cabo. Este taller nos ayudará a identificar y poner nombre a las emociones, siendo su objetivo el que el niño/a, en vez de expresar su ira o rabia “con una patada”, sea capaz de exteriorizarlo hablándolo con sus padres. Detrás de una rabieta, hay muchas emociones, tales como la tristeza, y no tanto como el enfado. Si los sentimientos no se expresan acaban manifestándose en dolores de tripa, de cabeza…

Desde PsiquEmoción, nos recuerdan que en la actualidad existe un número muy elevado de niños con diagnóstico de hiperactividad, generalizando, así,  todos sus comportamientos naturales en patologías; Pero no debemos olvidar, que muchos de ellos no lo son. Por ello, y al igual que en otros centros, aconsejan a los padres a que contrasten esa información con profesionales de la psicología, antes de inhibir con medicación dichos comportamientos. Como dice Allen Frances, “convertimos problemas cotidianos en trastornos mentales”.

Por último, podemos decir, que al contrario que en otros centros de psicología, que atienden al paciente de forma individual, en PsiquEmoción podemos encontrar un nuevo concepto de atención psicológica, que, mediante la creación de grupos de crecimiento personal, se puede tratar la rutina y  el día a día,  así como los síntomas diarios antes de que venga un problema mayor,  que pueda provocar dolor y sufrimiento. Estos grupos, de adolescentes, adultos,…, pueden reunirse con una periodicidad de quince o treinta días, dependiendo de los pacientes que lo compongan. De igual forma, y si el paciente así lo requiere, la atención psicológica se puede desarrollar de forma individual, destacando que si fuera necesario los profesionales de PsiquEmoción se desplazarían al hogar y / o lugar de residencia.