jueves. 25.04.2024

Farruquito  presentaba su espectáculo `Improvisao´ que, según sus propias palabras, es “cante, toque y baile fundidos con total libertad”, pero cuando es el genio sevillano el que baila el público asistente queda estremecido hasta el tuétano.

Las tonás iniciaron el baile por siguiriyas con un cuidado juego de luces. Farruquito apuñala almas con su mirada, detiene corazones cuando se frena, provoca taquicardias cuando acelera y despedaza entrañas con sus desplantes. Los estilos mineros y abandolaos de los cantaores dieron paso a las alegrías rematadas por bulerías en las que Farruquito comparte protagonismo con el destacado cante de Mary Vizárraga.

Tras el solo de Vicenti, llegó el momento cumbre de la noche con el baile por soleá en el que la figura de Farruquito se agiganta todavía más. Sencillamente magistral.  El fin de fiesta por bulerías remató un espectáculo de casi hora y media de duración que concluyó con el baile a dúo con El Polito llevando el éxtasis al patio de butacas. 

Farruquito en Valdepeñas. Foto: Carmelo Rosales

Farruquito embrujó Valdepeñas