PROVINCIA-MANZANARES

El 43 FITC Lazarillo comienza para chuparse los dedos

LAZARILLO 2017 1 (Copiar)

La compañía teatral La Líquida puso en pie al público del FITC Lazarillo con su espectáculo “Hambre”. Un centenar de personas degustaron en el Hotel El Cruce un menú teatral en el que el texto y la gastronomía eran los protagonistas.

El 43 FITC Lazarillo abría ayer su programación oficial con un espectáculo sobre la historia de nuestra gastronomía basada en el hambre y en la pobreza y aderezado con toques cervantistas. Durante la representación, el público pudo además disfrutar de un menú basado en el texto y compuesto por queso manchego, vino de la tierra, olla podrida y una bizcochá final. Con sarcasmo, humor y mucha interacción con el público, David García- Intriago fue desgranando capítulo por capítulo la historia gastronómica de nuestra tierra tan ligada además a la literatura.

Un centenar de personas disfrutaron de este espectáculo de teatro gastronómico superando el aforo esperado. En palabras de la directora del festival, Míriam Rodríguez, “es un orgullo ver como el público se interesa por espectáculos diferentes en los que el teatro se combina con otras manifestaciones artísticas, en este caso la gastronomía”. Además, Rodríguez ha querido agradecer al Hotel El Cruce su apoyo y la exquisitez del menú. Por su parte, García Intriago reconocía que “el público del FITC Lazarillo es muy especial porque ha visto mucho teatro y sabe lo que le gusta y cómo participar”.

Más de tres horas de teatro, música y gastronomía que hicieron las delicias del público asistente que se puso en pie durante varios minutos al acabar la representación. Los espectadores manifestaron su sorpresa por esta experiencia y participaron durante todo el espectáculo.

LAZARILLO 2017 1.jpg2 (Copiar)

Premio Escena a Israel Elejalde e inauguración

Previamente, el FITC Lazarillo alzó el telón con la entrega del Premio Escena a Israel Elejalde. En un acto muy emotivo en el que actores de la asociación y público estuvieron sobre el escenario, Elejalde se mostró agradecido por el premio de un festival tan longevo y a la vez con un equipo tan joven y quiso compartir el premio “con toda esa gente que está detrás del proyecto del teatro Pavón Kamikaze”. Además, quiso reivindicar la cultura como un acto de libertad y animó al público a “ser valiente y seguir consumiendo cultura y disfrutando del ocio frente a la barbarie”, en referencia a los atentados de Barcelona.

En el acto, también intervino la presidenta de Lazarillo T.C.E., Rocío Ballesteros, que repasó de manera muy emotiva la actividad de la asociación en este último año y reivindicó el importante papel que juega la asociación en la vida social y cultural de Manzanares. Por su parte, la directora del festival, Míriam Rodríguez, intervino emocionada anunciando que deja la dirección del festival tras cuatro años porque “el festival necesita energía nueva y ella también” pero que seguirá estando en el equipo del festival “que ha sido su vida”. Rodríguez agradeció emocionada el trabajo desinteresado de todos los miembros del equipo, la implicación inquebrantable de la Diputación de Ciudad Real y del ayuntamiento de Manzanares, el apoyo económico de todos los patrocinadores privados y la paciencia y el cariño de sus familias y amigos.

En representación de la Diputación de Ciudad Real, la vicepresidenta Jacinta Monroy reivindicaba el FITC como una oportunidad única de disfrutar en la provincia de un teatro alternativo que solo se representa en las grandes capitales. Por su parte, el alcalde de Manzanares reconocía que el teatro es un espacio de libertad necesario y que Lazarillo TCE y el FITC forma parte del “patrimonio cultural y social de Manzanares”.