PROVINCIA

ADEPA precisa más recursos económicos y humanos para el cuidado de los animales

La Asociación Defensora de Plantas y Animales (ADEPA) pide ayuda a la ciudadanía para paliar sus escasos recursos económicos y de personal ante el gran número de mascotas que precisan atención. El colectivo ha realizado un llamamiento a través de la prensa local, solicitando la donación de artículos para el cuidado de los animales y promocionando el voluntariado. 

190814 SOL-MERCADILLO

Precisan cunas, mantas, correas, comederos, bebederos, collares, productos de limpieza, medicamentos, utensilios de curas y todo lo que los animales puedan precisar. Gracias a las donaciones particulares y al poco presupuesto de que disponen, pueden ofrecer unas condiciones medianamente dignas a aquellas mascotas abandonadas que llegan a sus manos.

Por eso, Adepa organizó un mercadillo solidario en la Plaza Mayor para intentar reflotar sus vacías arcas, demandar más donaciones y requerir la presencia de más voluntarios que colaboren en la asociación. Así lo indicaron el presidente Ignacio Mulas y la tesorera María Bravo en declaraciones a la prensa local.

Los directivos demandan voluntarios que quieran ayudarles a cuidar de los animales y gente predispuesta a dar cariño a esas mascotas que han sido abandonadas por sus dueños. Todo aquel interesado, puede ponerse en contacto con ellos cada martes en la perrera ó bien a través del veterinario Rafael Pérez. Incluso las redes sociales mediante el Facebook de la tesorera, María Bravo.

Pero también precisan casas de acogida para alguno de los canes que residen en la perrera, contemplando de igual forma, la opción de la adopción.

Actualmente cuentan con más de 120 socios que pagan solamente un euro al mes, con el deseo de multiplicar el número de afiliados a partir de ahora. Y es que ahora, precisamente, es cuando aumenta el número de abandonos en general. Bravo indicó que en verano hay más mascotas desatendidas por sus dueños y muchas de ellas, dejan de formar parte de la familia. Al respecto fue explícita al indicar que hay gente que los deja atados a la puerta de la perrera, pero otros los tiran por encima de la puerta y algunos quedan gravemente dañados.

En el mercadillo solidario, la asociación dispuso de numeroso material donado por empresas y personas particulares, así como un gran surtido de manualidades realizadas por ellos mismos, buscando así nuevas inyecciones económicas para poder atender a los animales.