PROVINCIA-ALMODÓVAR DEL CAMPO

La AECC de Almodóvar del Campo realizó una charla sobre estilos de vida saludables

Estilos de vida saludable contribuyen a reducir en un 40% las posibilidades de contraer un cáncer. Así lo ha referido la técnico en dietética y nutrición Laura Gómez Sánchez, en la charla organizada por la junta local de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) de Almodóvar del Campo que ha servido de apertura al nuevo curso de charlas divulgativas.

Aforo casi completo en la sede de la AECC almodovareña
Aforo casi completo en la sede de la AECC almodovareña

De todos es sabido que, al margen de la genética, factores como el tabaco, el alcohol juegan su papel a la hora de ser más proclive a caer en este tipo de patologías, pero son la nutrición y la dieta mediterránea, junto a la actividad física, las principales aliadas en cuestiones preventivas.

La profesional reconocía, ante un público masivo en los prolegómenos a su intervención, como “a pesar de estar dentro del radio de acción de la dieta mediterránea, no la seguimos tal cual”. Por eso, insiste en la necesidad de concienciar sobre las ventajas que aporta, “siendo conscientes de que tenemos un fácil acceso a ella y que hay que llevarla a cabo”.

También habló en su exposición titulada ‘Cómo prevenir el cáncer en mi día a día’ de otras consecuencias como el sobrepeso o la obesidad. Una epidemia que, como dijo Gómez Sánchez, “en el año 2030 va a ser más grave todavía y los estudios certifican que el 53% de la población ya tienen sobrepeso u obesidad”.

Por eso quiso hacer hincapié en la trascendencia de mentalizarse no solo acerca de la dieta mediterránea, sino que “sea equilibrada y sana para que cada uno tenga satisfechas sus necesidades energéticas”. De ahí que instó a quienes duden o no sepan cómo hacerlo, se pongan en manos de profesionales, dietistas o nutricionistas, “que están preparados para eso”. Tal es su caso.

De lo que hay que huir ante todo es de las grasas saturadas, “son nuestro peor enemigo”, enfatizó. De ahí que recomendara encarecidamente Laura Gómez “que los nutrientes sean de calidad, hay que comer de todo, pero que sean de calidad”.

Se debe guardar en consecuencia un equilibrio entre “los pucheros de antaño y el actual modelo de vida, que suele ser más sedentario”.