domingo. 21.04.2024

“Puesto que las aldeas pertenecen a Almodóvar del Campo queremos que nuestra asociación también esté presente ahí de alguna manera”, ha indicado Ramírez. El objetivo es el mismo que a nivel local: prestar ayuda a todo vecino que requiera del apoyo material o de cualquier otra índole que presta la AECC en Almodóvar del Campo. A fin de cuentas, quienes viven en las pedanías son también almodovareños.

“Si se puede se podría ofrecer también alguna charla en las aldeas, pero nuestro objetivo fundamental es dar ayuda psicológica o de material y prótesis a quien lo necesite, para que no se sientan desamparadas y sepan que hay un sitio cercano donde acudir”, indicaba la presidenta.

Por eso, una de las personas invitadas a la última de las charlas que este año han tenido lugar en la sede local, a cargo de la psicóloga Margarita Velascoín, fue la concejala de Bienestar Social. Lidia Paz recibió el ofrecimiento, de manera que desde el Ayuntamiento se haga llegar a los representantes pedáneos el deseo de que sirvan de correa de transmisión entre quienes puedan padecer la enfermedad y la Junta de la AECC.

Velascoín visitaba en esta ocasión la organización para dar detalles de la realidad y planteamientos de futuro de la entidad, bajo el ilustrativo título de ‘Lo que debes conocer de la AECC’. Una interesante charla en la que se fue más allá de los simples aspectos como la  finalidad de las aportaciones que recauda la asociación. Explicó, entre otras cosas,  cómo se llega a todos y cómo se pretende llegar a más personas.

La psicóloga habló en este sentido de que, dentro ámbito nacional de la AECC, existen “planes de expandirse más allá, por las fronteras más cercanas”. Pero también en lo más cercano, les gustaría trasladar al Hospital de Puertollano, donde ya se aplican algunas quimioterapias, los servicios que prestan en Ciudad Real.

“Como ONG que somos, la asociación quiere ayudar a todo el mundo y en todo momento”, recalcó Margarita Velascoín. Por eso también cuentan con residencias que tenemos en España de forma gratuita para cualquier enfermo que esté en tratamiento oncológico y terapias psicológicas también a nivel nacional. “Ayudas y prestaciones para cualquier paciente oncológico, sea psicológicamente para él y para los familiares, o si necesita prótesis mamaria, capilar, andadores, sillas de ruedas”, concretó. Por eso “diría a cualquier paciente o familiar que considere que puede necesitar algún tipo de ayuda, que se ponga en contacto con nosotros porque siempre se le puede gestionar”. 

Otra faceta, no tan conocida, son campamentos infantiles. Este invierno por ejemplo tenía lugar recientemente uno en Tenerife y desde la AECC provincial se le ha pagado a un niño el viaje “para que pueda ir a disfrutar de unos días con otros niños oncológicos, que ya conocía de otras situaciones, para que tenga un poco de desahogo más allá de los hospitales y la enfermedad”.

La organización dispone globalmente de unas 700 personas en plantilla, a las cuales se suma una infinidad de voluntarios con disponibilidad de tiempo y ganas en las 52 provincias en las que hay sede. También se cuenta con el nadad desdeñable personal de calle que también colabora de forma incondicional.

“Queremos tener muchos más voluntarios, para cuestaciones o cualquier otra labor y por eso reciben cursos en general y específicos. Ellos son nuestra voz y la forma de llegar a más gente”. Pero Margarita Velascoín también refiere el interés de la AECC en toda España por firmar convenios de colaboración con empresas que puedan aportar algo a la entidad, en las múltiples posibilidades que atañen a una cuestión como ésta.

No en vano, “en la AECC aglutinamos la atención para todos los tipo de cánceres, no somos específicos de ninguno en especial como sí sucede con otros colectivos”, concluyó.

La AECC propone ampliar su ámbito de acción a todas las pedanías