PROVINCIA-LA SOLANA

La Asociación de Mujeres arrancó sus café-coloquio hablando de emociones positivas

Cada persona es un mundo a la hora de gestionar las emociones, pero se puede aprender a manejarlas para sentirnos mejor. La psicóloga Juani Santos-Olmo cree que las emociones no son automáticas, porque si fuese así no podríamos hacer nada cuando sentimos algo concreto. 

La persona puede controlarlas. “En la medida que podamos interpretar un acontecimiento, sabremos cambiar nuestras emociones negativas hacia una positividad”. Ese fue parte del mensaje que ofreció a las socias de la Asociación de Mujeres en el primer café-coloquio de la nueva temporada.

Según la psicóloga solanera, hay una felicidad a corto plazo, intensa pero breve, por ejemplo ver una buena película o disfrutar de una reunión de amigos. Y otra a largo plazo, la que dura en el tiempo, donde son importantes los hábitos. “Algunos estudios concluyen que el bienestar es una actitud, una evaluación cognitiva que nos predispone a actuar de una determinada manera”. Confianza y seguridad son claves para lograr una mejor actitud ante las circunstancias de la vida.

Luego están los pensamientos, que son los que nos hacen sentir mal. Juani Santos-Olmo cree que las distorsiones cognitivas son esas maneras erróneas de procesar la información, que generan sensaciones negativas. “Saber detectarlas y analizarlas nos ayudará a tener una mente más clara”. La gran pregunta es cómo se aprende a cambiar esa actitud negativa. En su opinión, hay que concienciarse de que nuestra mente puede hacerlo.

Nuevas actividades

La ponente fue presentada por la presidenta de la Asociación de Mujeres, Mari Ángeles Torres, que aprovechó para animar a las socias a participar en el taller de teatro, aún corto de actrices. También recordó que este viernes arranca un taller de informática para nuevas tecnologías, que el lunes día 14 tendrán un taller de Cruz Roja sobre músicoterapia, a las 12,30 en la sede, y que el próximo café-coloquio tendrá como ponente al farmacéutico Alfredo Carvajal.