PROVINCIA

Ayer y hoy de la artesanía vegetal en la sala de exposiciones del “Ciega de Manzanares”

La cueva de exposiciones del Centro Cultural “Ciega de Manzanares”, junto al Museo Manuel Piña,  exhibe una llamativa muestra de artesanía vegetal con gran variedad de elementos tradicionales realizados con fibras naturales como enea, esparto o mimbre. Incluso las hojas de una palmera sirven para expresar el arte en esta original propuesta que se abrió el lunes con motivo del Día Internacional de los Museos.

amanza artesanía vegetal2 (Copiar)

La exposición temporal “Artesanía Vegetal: ayer y hoy” se podrá visitar hasta el 22 de junio con entrada libre. En esta muestra colaboran aficionados y artesanos, antiguos pastores como el nonagenario manzanareño Ramón Márquez; José Sánchez-Camacho, profesor del taller de esparto de Daimiel; y Jesús García-Consuegra, nacido en la Isla del Pan del parque de Las Tablas de Daimiel.

En esta sala contigua al Museo Manuel Piña, el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Manzanares, Manuel Martín-Gaitero, recordó que el propio diseñador manzanareño utilizó fibras vegetales en sus creaciones. De ahí surgió la idea de montar una exposición en la que la materia prima fueran fibras vegetales. El resultado se puede ver en forma de serijos, alfombras (baleo), esportillos y forros de garrafa de esparto; marcos, botelleros, escusas y cestas de enea; mesas y leñeros de mimbre; cíngulos, garrotas de bambú y hasta acrílicos pintados sobre hojas de palmeras por Juan Peña Corchado.

Este aprovechamiento de elementos vegetales para hacer arte se relaciona además con el lema del día de los museos 2015, “Museos para una sociedad sostenible”, y por ello en esta exposición también se hace un guiño al reciclado de elementos con la exposición de las singulares bicicletas que construye el manzanareño José Ramiro Verdejo. 

En la exposición participa alumnado del taller de esparto de Daimiel que imparte José Sánchez-Camacho, que se mostró orgulloso del trabajo de sus pupilos. Como artista de enea y mimbre, Jesús García-Consuegra, que desde que nació vive en las Tablas de Daimiel rodeado de este tipo de elementos, también aporta sus trabajos. 

Encontramos también artesanía vegetal realizada por manzanareños como José Callejas Gómez y por Ramón Márquez, que a sus 93 años recordó lo duro del trabajo de pastor, oficio con el que aprendió a trabajar el esparto, “que cuesta y es duro para manos poco acostumbradas”, dijo. Es probablemente el último exponente vivo de este tipo de artistas en Manzanares.

Para hablar del ayer y hoy de este tipo de artesanía vegetal, el próximo sábado 23 de mayo se celebrará a las 18:30 horas en la sala polivalente del Museo del Queso Manchego una mesa redonda y taller, con entrada libre, en la que colaborarán las mismas personas que han hecho posible esta exposición con sus trabajos.