PROVINCIA-CIUDAD REAL

El Ayuntamiento de Ciudad Real a favor del despedido de 37 bomberos

La Plataforma de Bomberos de Emergencias de Ciudad Real asistió el pasado 24 de febrero al Pleno municipal para preguntar al equipo de Gobierno por el estado en el que se encuentra el conflicto existente dentro del consorcio del Servicio Contra Incendios y Salvamento (SCIS); preguntas que no fueron satisfechas de ningún modo, según explican en nota de prensa enviada a este medio.

emergencia ciudad real (Copiar)

"¿Está de acuerdo el ayuntamiento de Ciudad Real con el trato discriminatorio e injusto que trata de perpetrar el consorcio del SCIS? ¿Considera la corporación correcto el trato que estamos recibiendo los afectados, obviando las sentencias que avalan la igualdad entre todo el personal indefinido? ¿Son conscientes en el ente municipal de que el SCIS está intentando engañar para no tener que informar sobre la ilegalidad de la consideración de trabajadores fijos en la plantilla?", interpeló Elisa Sánchez-Herrera, representante del colectivo. 

"El Ayuntamiento tiene un miembro en el Consorcio y nosotros lo único que hemos hecho es votar a favor del cumplimiento de una sentencia" fue la única respuesta de Sara Martínez, portavoz del Ayuntamiento, además de la única declaración, a pesar de que el concejal David Serrano, representante del Consistorio en el SCIS, estuviera presente en el pleno. 

Si bien se mencionó la citada sentencia del Tribunal Superior de Justicia, que afecta a los puestos de trabajo de 37 bomberos y por la que el Ayuntamiento de Ciudad Real votó a favor de su cumplimiento, se desconocen las causas por las que, desde el equipo de Gobierno o la representación del PSOE en el pleno, no se hizo ninguna alusión al informe de la Abogacía del Estado ni a las sentencias que avalan la igualdad de toda la plantilla, documentación que paralizaría la convocatoria de Oferta Pública de Empleo, conservando el puesto de trabajo de estos 37 bomberos afectados. Tampoco son conocidas las motivaciones del PSOE para no buscar otras soluciones alternativas que no supongan el despido de estos miembros de la plantilla. 

Trato discriminatorio durante diez años

Hasta 2006, los 150 trabajadores del Servicio de Emergencias de Ciudad Real eran indefinidos. Fue ese año cuando 113 de ellos "pasaron ilegalmente a ser considerados por la dirección del Consorcio como trabajadores fijos, creando una situación discriminatoria para con los 37 restantes. Este trato se agravó con la llegada de Julián Nieva a la presidencia del Consorcio, hasta el punto de que en 2015 se convocaron oposiciones públicas sin negociación colectiva y sin tener en cuenta el Estatuto de los Trabajadores ni el Convenio, poniendo en riesgo el trabajo de estos 37 bomberos, que cuentan con 20 años de servicio", explican en la nota.