PROVINCIA

Azahara Solana, vecina de La Solana, agradece la ayuda ciudadana ante su enfermedad

Azahara Solana, la mujer que sufre Sensibilidad Química Múltiple, ha expresado públicamente su gratitud a toda la ciudadanía por el apoyo mostrado, tanto moral como material, para sobrellevar su dura enfermedad. El pasado 4 de enero abrieron un rastrillo solidario en su propio domicilio de La Solana y comenzaron a vender enseres particulares.

El objetivo era recaudar dinero para ayudar a financiar el costoso tratamiento que necesita, teniendo en cuenta que ella no puede trabajar y su marido está parado.

En una nota de prensa difundida a los medios de comunicación, Azahara Solana manifiesta su “más sincero agradecimiento por la solidaridad demostrada por el pueblo de La Solana y algún paisano de Membrilla”. El escrito cifra en 400 las personas que han visitado el rastrillo solidario “para mostrarnos su apoyo y realizar donativos económicos y enseres”. La mayor parte de la gente “puso el justo precio a lo que se llevaba, e incluso nos daba algún donativo aparte”. Según la nota, con el dinero obtenido tendrán “para respirar dos meses más mientras seguimos a la espera de tan ansiado comprador de la vivienda”. Al parecer, fueron varios los interesados. En su comunicado, Azahara Solana cita algunas anécdotas “como la de un señor muy mayor que pasó el día buscando el lugar para hacer su donativo”.

También destaca que un empresario le ha ofrecido un trabajo que “aunque eventual y de poco salario, nos ayudará a ir tirando con los gastos más imprescindibles mientras le llega la oferta de un trabajo definitivo”.

Por otra parte, añade que hubo mucha gente que donó enseres a lo largo del día para su venta, sobre todo por la tarde, que no hubo oportunidad de venderlos. La idea es repetir el mercadillo en el mes de marzo. Azahara Solana aclara que “si para entonces nuestra situación se hubiera arreglado, donaremos la mitad de lo que saquemos a alguna asociación y organización de La Solana que lo precise”.