jueves. 20.06.2024

 A nadie amarga un dulce, por supuesto, pero ellos salieron con otra meta bien distinta, o sea, disfrutar del carnaval y hacer disfrutar a la gente. “Salimos a pasarlo bien, sin pensar en ningún premio” –nos decía uno de sus componentes nada más recibir el trofeo-.

Ataviados con su disfraz de súper británicos, los casacas rojas animaron la mañana del domingo de Piñata al igual que lo han hecho durante los días principales del carnaval. El viernes eran bolsas de conguitos, el sábado por la noche de súper británicos y el sábado de trofeos. “Fue el disfraz que más nos costó; la pintura de espray se iba y tuvimos que pintarnos con Titanlux”. 

Son más de veinte peñistas que se reúnen y se ponen de acuerdo a golpe de Washapp. “Discutimos por el grupo que tenemos abierto y votamos hasta que decidimos de qué vamos a salir”. Al final, se trata de pasarlo bien, sin más. Y les gustaría que hubiera más ambiente, en especial lunes y martes. “El fin de semana está bien, pero después decae bastante” –nos dicen-. Los tiempos parecen haber cambiado. Antes, lunes y martes de carnaval eran fuertes. “Cuando el desfile terminaba en la plaza se llenaba, pero ahora dicen los premios en la caseta y todo el mundo se va”.

En cuanto a los premios, tienen sentimientos ambivalentes sobre su conveniencia. “Salimos por disfrutar, pero si cae algo, mejor”. 
    

 

Batumodern se adjudicó el VIII Concurso de Máscara Callejera en La Solana