PROVINCIA

Blanca Fernández: “El desastre de la sanidad de Cospedal se traduce en un incremento del 42% de las listas de espera”

La diputada regional y secretaria de Organización del PSOE en la provincia de Ciudad Real, Blanca Fernández, ha lamentado que “estos casi cuatro años de gobierno de Dolores de Cospedal han sido auténticamente desastrosos para la sanidad de Castilla-La Mancha”.

200115 CR-PSOE

Para apoyar esta tesis, Fernández ha ofrecido un dato contundente que lo dice todo, y es que desde la llegada de Cospedal a la Junta de Comunidades las listas de espera se han incrementado un 42% en los hospitales ciudadrealeños, al pasar de las 33.849 personas que había en mayo de 2011-cuando el PSOE perdió las elecciones- a las 48.128 registradas en el pasado mes de diciembre de acuerdo a los datos facilitados por el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam).

Unos aumentos “tremendos” producidos en la legislatura de Cospedal que se producen prácticamente en todas las áreas y especialidades, como así se evidencia al comprobar que las consultas externas se han incrementado un 20% (de las 24.900 personas en espera en mayo de 2011 a las 31.267 actuales), las consultas diagnósticas casi se han triplicado (han pasado de 2.692 a 6.733) y en pruebas quirúrgicas el incremento de las listas de espera llega al 40% (había 6.113 y hoy hay 10.128).

Aun con todo, la responsable socialista va más allá de las cifras, al ser consciente de que hablamos de personas con nombre y apellidos que están sufriendo esta situación de desatención y demora en sus necesidades de atención sanitaria.

Fernández ha rechazado de plano las “excusas recurrentes” que ofrece el Gobierno de Cospedal con el argumento del repunte de la gripe. “Que no nos cuenten cuentos –ha dicho- porque estas listas de espera no surgen por casualidad, sino que son consecuencia de las políticas de recortes, del despido de profesionales y del cierre de camas”.

Y el mejor modo demostrar la realidad está en el Hospital General Universitario  de Ciudad Real (HGUCR), un centro que con periodicidad es noticia por episodios de saturación y hacinamiento de pacientes en Urgencias, además de tener en cuenta que la ‘era Cospedal’ ha aumento sus listas de espera en 2.975 personas.

En este sentido, Fernández ha felicitado a la abogada e hija de una paciente que ha denunciado a la dirección del HGUCR por tener a su madre durante más de 24 horas en una camilla a la espera de asignarle una cama en planta. “Entiendo que con este gesto está defendiendo los derechos de todos los pacientes que se están encontrando sistemáticamente en la misma situación en las Urgencias y en las listas de espera”.

Pero es que, además, tal y como refleja el Defensor del Paciente en su último informe, el Hospital de Ciudad Real es el segundo con más quejas de toda la región con las 189 reclamaciones que ha tenido, precisamente relacionadas con los aumentos de las listas de espera.

Una asociación a la que Blanca Fernández también ha agradecido ‘que se haya mojado’ al reconocer que “Castilla-La Mancha va de mal en peor desde la llegada de Cospedal debido al cierre de camas y al despido de 4.000 sanitarios, algo que ha situado a la región como la peor en la gestión de la sanidad y de las listas de espera cuando en 2011 era una de las mejores”. 
  
A la vista del panorama de la sanidad castellano-manchega, la secretaria de Organización provincial del PSOE de Ciudad Real se ha preguntado “dónde están los 15 millones que el Gobierno de Cospedal dijo haber invertido para acortar las listas de espera, porque los resultados es obvio que dejan mucho que desear”.

Un plan especial para reducir las listas de espera que Fernández ha calificado de “absoluto fracaso”, y cuyos recursos económicos en su mayoría han derivado a la sanidad privada con el resultado ya conocido: un aumento brutal en el número de personas y en los tiempos de espera que en el caso de los  hospitales de la provincia de Ciudad Real se cifran en los citados 48.128 pacientes (un 42% más).