PROVINCIA

La celiaquía centra los casos clínicos presentados por el Mancha Centro en las jornadas regionales

La Sociedad Castellano-Manchega de Endocrinología, Nutrición y Diabetes (SCAMEND) ha vuelto a elegir el Hospital General ‘La Mancha Centro’ de Alcázar de San Juan (Ciudad Real) como escenario para la celebración de su Jornada anual de Casos Clínicos.

Ponencia del doctor Álvaro García-Manzanares en jornadas Endocrinología (Copiar)

En la séptima edición de este encuentro los facultativos del Servicio de Endocrinología y Nutrición del hospital alcazareño, cuya responsable es la doctora Inés Gómez, han presentado al resto de sus compañeros de otros hospitales del SESCAM cuatro casos clínicos de enfermedad celíaca de diagnóstico en adultos.

Los casos tenían “una clínica tremendamente dispar y muy frecuente” en la consulta de Endocrinología, por lo que, si no hay un grado alto de conocimiento de la enfermedad, “puede pasar inadvertida sin poder instaurar el tratamiento nutricional adecuado para corregirla”, según el Dr. Álvaro García-Manzanares, encargado de exponer los casos.

La celiaquía, cuyo desencadenante es el gluten, es una enfermedad que se denomina autoinmune (desencadenada por una respuesta anómala de nuestro organismo frente a él mismo) que aunque su primera afectación pueda ser digestiva, tiene una manifestación en todo el organismo, de forma diferente en cada individuo, por ello se considera una enfermedad muy “camaleónica”.

En la Consulta de Endocrinología y Nutrición a menudo aparecen pacientes con enfermedad celíaca no diagnosticada, con síntomas que pueden ser achacados a otros problemas: hipotiroidismo, obesidad, diabetes, osteoporosis.

La enfermedad celíaca es una enfermedad que puede afectar en torno al 1-3% de la población, sin embargo la mayoría de los enfermos, permanecen sin diagnosticar: se estima que solo uno de cada 10 están diagnosticados.

Síntomas difíciles de interpretar en adultos

Según el Dr. Álvaro García-Manzanares, “ha dejado de ser una enfermedad de niños para convertirse en una enfermedad que afecta a todos los rangos de edad”. La mayoría de diagnósticos se llevan a cabo hoy en día en adultos, donde los síntomas son más difíciles de interpretar y el diagnóstico puede retrasarse hasta más de 15 años desde el inicio de los síntomas.

Se puede diagnosticar mediante un control analítico de anticuerpos específicos en sangre.  Esta medición en adultos puede ser  insuficiente y dar resultados falsamente erróneos, obligando a realizar un estudio genético e incluso una biopsia duodenal si existe una alta sospecha de la enfermedad.

Los casos clínicos presentados en las Jornadas como forma de debut de la enfermedad incluían a una mujer joven con hipotiroidismo y astenia (cansancio crónico), una diabética tipo 1 con mialgias (dolores musculares), una mujer con osteoporosis posmenopáusica y una mujer con obesidad y anemia ferropénica de difícil control.

El mayor conocimiento de la enfermedad celíaca ha sido una de las líneas de investigación del Servicio de Endocrinología del Mancha Centro en los últimos años, a través de una beca del FISCAM. También fue el motivo de la tesis doctoral del Dr. Álvaro García-Manzanares, que ha obtenido dos premios de la Sociedad Castellano-Manchega de Endocrinología, Nutrición y Diabetes en las últimas tres convocatorias a las mejores publicaciones científicas.