PROVINCIA

“Si Cervantes hubiera topado con el editor de la saga Crepúsculo El Quijote no se hubiera publicado nunca”

Entrevista a la escritora Marta Sanz, que clausura este sábado 26 los Encuentros con Cervantes, desde las 20 horas en el gran teatro de Manzanares

ECC martasanzentrev_tn
ECC martasanzentrev_tn

Marta Sanz (Madrid, 1967) conoce el mundo literario desde varias perspectivas. Lo conoce como doctora en Literatura Contemporánea, como crítica en diversos medios nacionales y también como autora; no solo de novela, sino también de otros géneros como la poesía o el ensayo. Sanz ha sido reconocida con varios prestigiosos premios, como el Herralde de novela en 2015, en 2009 el XI Vargas Llosa de relatos. En 2006 fue finalista del Premio Nadal.

P-. ¿Cómo es ese lector moderno o postmoderno que va a retratar en su conferencia?

R-. El lector moderno es más activo, está acostumbrado a interactuar con el texto, a formular preguntas, a no asumir acríticamente el discurso autoritario del narrador, a juzgar la obra según su propia experiencia vital y cultural. El lector posmoderno busca la amenidad y esa amenidad que se logra a partir de técnicas como el collage o mediante la mezcla de géneros, ya está muy presente en la obra cervantina.

P-. Usted ha calificado el lenguaje literario actual como “anoréxico”

R-. Eso es consecuencia de las necesidades del mercado editorial, que quiere convertir la literatura en un producto asequible que no imponga barreras o plantee preguntas que puedan incomodar al receptor. Ahora se buscan clientes, no lectores, clientes que estén conformes con lo que leen, sin que la lectura les cree incertidumbres.

P-. En este contexto, ¿Cervantes hubiera sido publicado en estos tiempos?

R-. No lo sé, es una pregunta difícil. Todo depende de si hubiera topado con un editor literario de verdad, de esos que entienden la función connotativa de la literatura y su capacidad de interactuar con en el lector; la capacidad de la literatura para contar el cambio de tiempo en el momento de la historia que se está produciendo y ampliar nuestra visión del mundo a través del lenguaje y las historias. Cervantes narró, con sentido del humor y belleza, la muerte de un mundo y el nacimiento de otro donde el dinero y la posibilidad de conseguirlo a través del trabajo cobraban importancia frente a la nobleza de cuna. Ese cambio de mundo también afectó a la figura del escritor que se hace consciente de estar desempeñando un oficio.

P-. Siguiendo con la ciencia-ficción, ¿El Quijote hubiera conseguido algún premio literario en el panorama actual?

R-. Si el editor es inteligente se lo darían, porque el Quijote es una novela muy entretenida que habla de cosas que interesan a los lectores de casi todas las épocas y se hace universal abordando lo local.