PROVINCIA

Concepción Moya mezcló historia y vivencia personal en el pregón de Semana Santa de La Solana

El pregón de Semana Santa abre oficialmente los actos conmemorativos de la Pasión en La Solana, sólo unas horas antes de que Jesús en la Borriquilla inicie los desfiles procesionales, sin duda la manifestación más popular de de todas cuentas se celebran en estos días. Al menos, así opina la pregonera de este año, Concepción Moya. 

El pregón de Semana Santa abre oficialmente los actos conmemorativos de la Pasión en La Solana, sólo unas horas antes de que Jesús en la Borriquilla inicie los desfiles procesionales, sin duda la manifestación más popular de de todas cuentas se celebran en estos días. Al menos, así opina la pregonera de este año, Concepción Moya. 

La historiadora equipara la importancia de los cultos en la iglesia, léase Oficios, con los recorridos exteriores, aunque cree que éstos transmiten al fiel más cosas desde sus orígenes.

El Teatro “Tomás Barrera” albergó el trigésimo cuarto pregón de Semana Santa de La Solana y octavo pronunciado por una mujer, según recordó en la presentación el Cronista de la Villa. Paulino Sánchez se hizo amplia referencia a la importancia del Año de la Fe y su significado para los cristianos. Después, perfiló la trayectoria vital y profesional de la pregonera, Licenciada en Geografía e Historia, autora de varios libros y gran aficionada a la lectura, la escritura el cine, el teatro y la zarzuela.

Concepción Moya construyó un pregón basado en dos pilares: la historia y la vivencia personal. Comenzó repasando la trayectoria de las cofradías desde su propia génesis, en el siglo XV, y el impulso que tuvieron a partir del Concilio de Trento (1545-1563). Desde entonces cobran protagonismo las imágenes que recorren pueblos y ciudades en procesión, convirtiéndose “en la parte más importante del culto exterior y popular”. Se refirió a los cuatro grandes grupos de cofradías: la Vera Cruz, Santo Entierro, Jesús Nazareno y Jesús en la Borriquilla. También destacó la relevancia crucial de los Santos Oficios, la manifestación más importante en el interior de la iglesia el Jueves y Viernes Santo “con varios momentos que no pueden pasar desapercibidos para el fiel”.

La pregonera se detuvo igualmente en las cuatro cofradías solaneras de Semana Santa, realizando un breve itinerario desde sus orígenes hasta nuestros días. En este sentido, aplaudió el trabajo que realizan los directivos de cada cofradía, poniendo el acento en la Junta de Hermandades de Pasión y la gran labor que han realizado en los últimos años en pos de engrandecimiento de la Semana Santa solanera. Al término de su pregón, que se extendió por espacio de 25 minutos, recibió una placa de manos del presidente y vicepresidente de la Junta de Hermandades de Pasión, José Merino y Francisco Nieto, respectivamente.

Satisfacción
Minutos después, expresó su satisfacción en declaraciones a Radio Horizonte “estaba nerviosa pero luego me he sentido muy tranquila”. Su vena histórica se hizo patente durante el pregón, como no podía ser de otra manera “era inevitable hacer historia, que he mezclado con otra parte más emotiva”. Enmarcó la evolución de las cofradías solaneras “en un contexto general” y explicó por qué había elogiado su trabajo “las cofradías a veces son despreciadas por algunos, pero las dirigen gente que viven para ello y se esfuerzan de manera altruista; he querido rendirles mi particular homenaje”. Además, cree que la Junta de Hermandades de Pasión, antes Asociación de Cofradías, han logrado mejorar notablemente nuestra Semana Santa “ha ganado mucho en silencio y solemnidad; tenemos una Semana Santa muy digna”. 

Recital de la Escuela de Música
La Escuela Municipal de Música puso el colofón al pregón con un recital de música de Semana Santa, bajo la batuta de Ángel Sancho Moraga. Interpretaron varias marchas procesionales que fueron muy aplaudidas por el público que se dio cita en el auditorio.