PROVINCIA

Desde el IES Clara Campoamor se valora positivamente el proyecto Comenius

El director del IES Clara Campoamor, Luis Toribio, ha mostrado su satisfacción por el resultado del  proyector Comenius, tras la permanencia en La Solana de los alumnos de ocho países de Europa, para convivir con alumnos y familias de la  localidad, teniendo como principal argumento la elaboración del vino.

Destacaba el director del Clara Campoamor el trabajo realizado tanto por el profesorado del centro, como por los alumnos y las familias de los mismos que han acogido en sus domicilios a los visitantes, dentro e un nuevo intercambio, destacando que el Instituto es joven, ya que sólo cuenta con seis años de vida y ha venido participando en todos ellos en los programas bilingües y el de este año es el segundo programa que realizan dentro del proyecto Comenius.
Según Luis Toribio es digno de destacar esa implicación de la comunidad educativa, resaltando la convivencia que ha existido con la familias de acogida, así como la buena disposición que, en todo momento, ha existido para todo lo relacionado con la visita por parte del Ampa del centro, resaltando al respecto la celebración de una fiesta de despedida a los visitantes.
Igualmente señalaba Luis Toribio que todos, tanto los visitantes como los que los han recibido, han pasado unos días disfrutando, aprendiendo y conviviendo, teniendo como referente el vino y la forma en la que aquí se elabora el mismo.

Precisamente destacaba las visitas a bodegas de la localidad y de otras poblaciones, así como la realizada al Consejo regulador Vinos de La Mancha, donde pudieron realizar unas catas de vino, además de conocer cómo era la elaboración de los vinos antes de la llegada de las nuevas tecnologías, conociendo los detalles a través de una maqueta realizada precisamente por un solanero y contrastando esas formas de elaborar con las de cada uno de sus países de origen.

Igualmente se refería el director del Clara Campoamor a la visita realizada a Toledo, donde además de admirar todo lo que es la ciudad Imperial, fueron recibidos por diferentes cargos de la Consejería de Educación de la Junta de Castilla La Mancha.

Reconocía Luis Toribio que cinco días son pocos, pero han sido intensos, cargados de contenido y de convivencia en todos los campos, aunque para algunos de esos alumnos esos días se han prolongado ya que han podido quedarse durante algunos más en la localidad, señalando que a muchos les ha sabido a poco el intercambio.

Quiso destacar Luis Toribio el proyecto educativo con el que nació el segundo instituto solanero como es el de la educación y aprendizaje de idiomas, resaltando que el mismo abre un abanico de posibilidades para los alumnos.