lunes. 24.06.2024

En un pleno ordinario prácticamente monográfico, al final se aprobó lo que ya estaba consensuado de antemano en la comisión informativa correspondiente entre PSOE e IU, es decir, aumentar la tasa lo suficiente para poder mantener un servicio que consideran esencial en la localidad. El PP explicó que no está en contra del CEPA, pero justificó la decisión de la Junta y decidió abstenerse al sentirse ninguneado en este asunto, según afirmó uno de sus concejales.

Entre tanto, asistimos de nuevo a un debate largo y en ocasiones agrio con un sin fin de consideraciones, a menudo de índole político, que no siempre tenían que ver con el tema en cuestión. La acritud de la discusión alcanzó su cima tras un feo gesto del concejal socialista Nemesio de Lara, devuelto por el portavoz del PP, Francisco Nieto. Hay que decir que ambos pidieron públicas disculpas por esta desafortunada actuación, echando los pelillos a la mar.

Entrando en el nudo del debate sobre la modificación de la ordenanza del CEPA tras la retirada de la subvención por parte de la Junta, el portavoz de Izquierda Unida, Bernardo Peinado, comenzó expresando con contrariedad con el acta de la comisión informativa, por que no decía que su grupo supeditaba el voto afirmativo a que el centro tuviera continuidad en el tiempo. Después criticó la decisión de la Junta “no tiene justificación y es vergonzosa”. Se preguntó si en toda Castilla-La Mancha no hay cien mil euros para financiar un servicio tan importante. IU aceptó la subida de tasas en aras de que el CEPA sobreviva, aunque sea –añadió- “pidiendo un esfuerzo indebido a los solaneros”. En este sentido, llegó a decir que “pactaríamos con el diablo con tal de mantenerlo”, y recordó que al único colegio solanero que no le han quitado profesores ha sido al San Luis Gonzaga, concertado.

El concejal del PP, Antonio Valiente, declaró que no podían apoyar la medida por que “nadie nos ha pedido opinión, sólo nos han puesto sobre la mesa unas tasas”. A continuación, dijo que su partido defiende la educación pública y gratuita “y el CEPA no es ni una cosa ni otra”, al contrario que otros centros de la zona. Valiente quiso dejar claro que su grupo no está en contra del centro de adultos “por que nos vemos reflejados en esos alumnos”, pero propone otras soluciones como pueda ser una cooperativa de profesores o que dependa directamente del ministerio. Reprochó a IU por que hubiera propuesto aumentar el IBI un 3% más para financiarlo y puso como ejemplo que “en el CAI no pedimos que un vecino ayuda a otro para financiar el servicio”, dando a entender que se trata de un agravio comparativo.

Por parte del equipo de gobierno, la concejala de Educación, Aurora Jiménez, comenzó aclarando que no mintió a su colega de IU, María Pérez, al decirle que se había recurrido a nivel judicial el asunto, simplemente que al final los asesores jurídicos municipales habían decidido en el último momento redactar un recurso de alzada. Luego defendió el CEPA como centro independiente para “dar oportunidad formativa a los solaneros sin que salgan de su pueblo”. Cree que la ruptura del convenio por parte de la Junta es injusta y demagógica, ya que se siguen subvencionando otros centros de educación privados y concertados.

El alcalde cerró el debate afirmando que todos los grupos tuvieron la información precisa y aclarando que el CEPA es un centro legal, según marca la ley, y público. Lamentó la decisión de la Junta justo cuando la educación de adultos es más necesaria que nunca. En su opinión, La Solana tiene suficiente tamaño poblacional y matrículas para mantener este centro, y añadió que “no quiero pensar que ha sido una decisión política”. En resumen, confirmó que el Ayuntamiento ha preparado un recurso de alzada con una doble alegación: que se abonen los 100.000 euros del curso anterior por silencio administrativo, y que se mantenga vigente el convenio al haberse informado de su ruptura fuera de tiempo.

Al final, se aprobó establecer una tasa de 105 euros por alumno y año para FP y acceso, y de 125 para la ESO.

Más CEPA

En realidad, la discusión a propósito del CEPA regresó en el punto sexto, una propuesta de IU alusiva a este caso. La coalición izquierdista proponía enviar una declaración institucional de protesta, una reunión de los tres portavoces con el consejero de Educación y que, llegado el caso, el CEPA lo gestione la Junta.

El PP acepta la reunión con el consejero, pero no considera oportuna una declaración conjunta. Su portavoz, Francisco Nieto, cree que Izquierda Unida “mete mucha literatura en las cosas diciendo lo que es y no es justo”. Afirmó que si la Junta no hace conciertos es por que no tiene dinero “los recursos son los que son y hay que decirle al ciudadano lo que cuestan las cosas”.

Se produjo entonces un cruce de reproches donde Bernardo Peinado ironizó al decir que “entiendo por qué el PP lleva 30 años en la oposición”, y Nieto contraatacó con el mismo argumento sobre el poco apoyo electoral de IU en La Solana en todo ese tiempo.

Luis Díaz-Cacho intervino para recordar que el Ayuntamiento sí tiene dinero para mantener este y otros servicios “pero lo tiene guardado la Junta”. Reveló que La Solana es el segundo pueblo grande al que más dinero debe la Junta después de Puertollano, con una deuda de 368 euros por habitante, mientras que la media está en 121 euros. Puso como ejemplo, que a Tomelloso se le deben 55 euros por habitante y a Ciudad Real 63 euros.

Francisco Nieto admitió que esos datos son reales, pero recordó que La Solana también fue el pueblo que más dinero recibió en tiempos de Barreda “y sin embargo exportada más trabajadores”. Ahora –añadió- hay que pagar algunos excesos como el parque empresarial, que denominó “un criadero de tobas”.

IU también presentó una propuesta para formación y empleo. Piden un fondo local dotado con 70.000 euros, un catalogo urgente de acciones formativas para 40 personas con otros 44.000 euros y un plan de empleo municipal. Otro plan de emergencia para 15 parados quedaría aparcado por el plan de la Diputación que arrancará en noviembre. Por cierto, Bernardo Peinado volvió a quejarse de que esa modificación tampoco venía en acta y cree que esas partidas económicas “se pueden encontrar si se buscan”.

El PP, que se abstuvo, se preguntó de dónde saca IU esas partidas “sin un informe de Intervención”. Según Francisco Nieto, si hubiera dinero “no pediríamos 44.000 euros, sino 200.000, pero no lo hay”. Aurora Jiménez defendió la oferta formativa que hay en La Solana, gracias a múltiples cursos y talleres de empleo “nos estamos esforzando mucho en formación” –declaró-.

Imás TV

Fue entonces cuando salieron a relucir algunos gastos importantes que podrían dedicarse a formación y empleo, por ejemplo el contrato con Imás TV, un gasto anual de 120.000 euros. Peinado acusó al PP de firmar junto al PSOE en la Junta de Gobierno las facturas mensuales de 11.000 euros para esta tele. Nieto admitió que fue un error tal contrato, ya que considera cubierta la comunicación en La Solana con Radio Horizonte y Canal 2000TV, pero aclaró que “los contratos están para cumplirlos”. El alcalde concluyó diciendo que se van a estudiar todas las posibilidades y comprometiéndose a buscar financiación por que “la formación es imprescindible”.

Por otra parte, el pleno aprobó por unanimidad modificar otra ordenanza, relativa a las viviendas tuteladas, adecuando el pago del 75% según resolución de la Junta. También hubo acuerdo en la cesión de una línea de media tensión a Unión Fenosa en la Depuradora de Aguas Residuales.

Ruegos y preguntas

En ruegos y preguntas, entre otras cosas Bernardo Peinado pidió ser informado a priori de las ofertas de empleo que se salgan de las bases generales consensuadas, cosa que dice haber ocurrido recientemente. Antonio Valiente formuló el mismo ruego, que el alcalde aceptó llevar a cabo. Peinado también preguntó por el caso de la condena a un aparejador municipal. El alcalde dijo que esperarán a recibir oficialmente la sentencia para actuar.

En el turno del público, el ciudadano Fernando Carrascosa, concejal en su día, entregó una carta al alcalde pidiendo resolver un asunto en la calle Arapiles, que éste dijo estar en marcha. Por su parte, la directora del CEPA, Nuria Peinado, intervino para aclarar que es un centro público y municipal, y que pertenece a la Red de Centros de Castilla-La Mancha.

 

El Pleno de La Solana aprueba modificar las tasas del CEPA para garantizar su continuidad