PROVINCIA

El PSOE confirma que Cospedal contempla un consorcio con la orden religiosa Hermanos de San Juan de Dios para la gestión privada del Hospital de Manzanares

El portavoz del PSOE en las Cortes de Castilla-La Mancha, Fernando Mora, ha tenido acceso a información a documentos en los que se confirman las intenciones de la Junta de Comunidades de constituir un consorcio con la congregación religiosa de la Orden de los Hermanos de San Juan de Dios para privatizar la gestión del hospital Virgen de Altagracia de Manzanares.

El portavoz del PSOE en las Cortes de Castilla-La Mancha, Fernando Mora, ha tenido acceso a información a documentos en los que se confirman las intenciones de la Junta de Comunidades de constituir un consorcio con la congregación religiosa de la Orden de los Hermanos de San Juan de Dios para privatizar la gestión del hospital Virgen de Altagracia de Manzanares.

Mora ha indicado que se trata de un asunto que todavía no está cerrado al 100% por “las condiciones draconianas” que está poniendo sobre la mesa el Gobierno que preside Dolores de Cospedal, pero si finalmente se constituye dicho consorcio, la mencionada Orden de los Hermanos de San Juan de Dios se hará no solo con la gestión del hospital manzanareño, sino que el paquete incluiría también las zonas básicas de salud de La Solana y Manzanares I y Manzanares II, además de la residencia de mayores ‘Los Jardines de Manzanares’.

De cerrarse este tipo de gestión privada, Mora duda de que haya posibilidad de rentabilidad económica, puesto que las pretensiones del Ejecutivo castellano-manchego pasan por ahorrarse 4,2 millones de euros cada ejercicio al imponer una rebaja de un 10% en el presupuesto anual del Virgen de Altagracia, que asciende a 38 millones de euros, y, en este sentido, el responsable socialista se cuestiona el margen real que existe para ese ahorro, puesto que casi 31 millones van destinados a gastos de personal, a no ser que se repercutan sobre la atención sanitaria, fundamentalmente del apartado farmacéutico.

Fernando Mora también ha desvelado que el presidente del consorcio del Hospital de Manzanares en manos de la Orden de los Hermanos de San Juan de Dios sería el propio consejero de Sanidad, José Ignacio Echániz, y que en dicho acuerdo se establecen unas condiciones tanto de penalizaciones como de incentivos de acuerdo al incumplimiento o cumplimiento de unos objetivos.

En cualquier caso, el portavoz de Sanidad del PSOE ha indicado que el Gobierno de Castilla-La Mancha está teniendo muchos problemas para implantar la gestión público-privada en los hospitales de Almansa, Manzanares, Tomelloso y Manzanares porque “hay poco negocio”, y que donde realmente las empresas interesadas ven rentabilidad es en la construcción de los hospitales de Toledo y Guadalajara.

Dicho esto, Mora ha recriminado al Gobierno de Cospedal “por entender la sanidad como una mercancía con la que se pueda negociar”, y más en el caso del Hospital de Manzanares, uno de los centros con mayor rentabilidad socio-sanitaria, de ahí que haya encuadrado las intenciones privatizadoras de la Junta de Comunidades en un contexto de “gestión política ineficaz e ineficiente” que a su juicio está deteriorando la sanidad hasta unos límites insospechados.

Por su parte, el secretario general del PSOE de Manzanares, Julián Nieva, no ha dudado en afirmar que la propuesta bajo mínimos que contempla la Junta de Comunidades para el Hospital Virgen de Altagracia dejará a este centro como un recurso de beneficencia y el centro dejará de ofrecer múltiples servicios.

No en vano,  Nieva ha recordado  los recortes efectuados en este hospital desde la llegada del Partido Popular al Gobierno de Castilla-La Mancha. Año y medio en el que se ha suprimido una UVI móvil de secundaria, se han cerrado plantas y se han inhabilitado quirófanos en la etapa veraniega, no se ha cubierto ninguna de las jubilaciones y bajas producidas y las listas de espera quirúrgica se han duplicado. 

Razones de peso que han llevado al también portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Manzanares a manifestar que “rechazamos y rechazaremos el modelo de gestión no pública”, un rechazo unánime secundado también por la inmensa mayoría  de los ciudadanos de este municipio y del resto de la comarca escenificada con dos grandes manifestaciones de 10.000 y 8.000 personas respectivamente “pese al silencio y el aislamiento del equipo de Gobierno y el alcalde, Antonio López de la Manzanara, que decidió meter la cabeza debajo del ala antes que posicionarse al lado de sus vecinos y vecinas”.

Por último, tanto Mora como Nieva han denunciado el “oscurantismo” con el que el Gobierno de Cospedal está llevando a cabo un proceso de privatización de la gestión de los hospitales de la región cuando debería ser “totalmente transparente”, razón de más para destacar que el PSOE seguirá defendiendo una sanidad universal, pública y gratuita en todos los ámbitos, tanto político y judicial si fuera preciso, y en la calle junto a los ciudadanos, tal y como ha hecho a la hora de rechazar el cierre de las urgencias nocturnas.