PROVINCIA-LA SOLANA

Los empleados de la banca en La Solana guardan cinco minutos de silencio por su compañero asesinado

La lluvia arreciaba en la gris mañana solanera. El cielo parecía que también lloraba, como lo hacía Mari Carmen Salcedo. La directora de la otra oficina de Caixabank en La Solana, ubicada en la calle Carrera, respondía con la entereza que podía al requerimiento de los periodistas. Fue justo después de los cinco minutos de silencio dedicados a Alfonso Muñoz Díaz-Pintado, tiroteado mortalmente apenas veinticuatro horas antes en su puesto de trabajo por un cliente insatisfecho.

Pero no era la puerta de Caixabank, cerrada este jueves, sino la de Liberbank, elegida para la concentración ‘oficial’ en recuerdo del compañero asesinado. Allí estaba Mari Carmen junto a otros colegas de profesión, encabezados por el director de esta entidad, Miguel Padilla. También estaba el alcalde, Luis Díaz-Cacho, y el concejal de Cultura y Festejos, Luis Romero.

“Era un profesional como la copa de un pino y aún mejor persona” –decía Mari Carmen, en referencia a su compañero-. “No hay derecho a que se haya ido de esta forma”. “No hay palabras para expresar lo que se siente, ni motivos que llevara a ese hombre a hacer lo que ha hecho”.

Un hondo sentimiento de pena les sacude. “No os podéis imaginar cómo lo estamos pasando. Esto es muy duro”. Y le cuesta imaginar el regreso a la rutina diaria. “Pensar que mañana te tengas que meter en esa oficina para trabajar… no sé quien tendrá valor para hacerlo”.

Concentración Globalcaja

Concentración PopularConcentración Santander

Concentración Unicaja

Concentración Bankia