PROVINCIA

Francisco Maestro ofreció en La Solana un café coloquio sobre 'El camino de Emaús'

El tema de la Resurrección fue el que reanudó los semanales cafés coloquios de la Asociación de Mujeres en su sede, precisamente la semana siguiente a la Semana Santa, corriendo a cargo del sacerdote Francisco Maestro, quien centró su intervención en torno al denominado “Camino de Emaús”.

El tema de la Resurrección fue el que reanudó los semanales cafés coloquios de la Asociación de Mujeres en su sede, precisamente la semana siguiente a la Semana Santa, corriendo a cargo del sacerdote Francisco Maestro, quien centró su intervención en torno al denominado “Camino de Emaús”,

Francisco  Maestro recordó que los discípulos que recorrieron el Camino de Emaús con una sensación de tristeza, que se convirtió luego en esa esperanza que el Resucitado sabe dar a los que  se fían de plenamente de su palabra y de su mensaje, para que no quede sólo la tristeza del Viernes Santo sin la alegría de la Resurrección del domingo.

Añadió Maestro que el centro de la fe cristiana es la Resurrección y eso es lo que da luz, esperanza e ilusión, añadiendo que la Resurrección de Cristo no es algo que se pueda ver en sentido científico, sino a través de la fe, porque Jesús se presenta a los suyos de una manera diferente, pero en esa Resurrección indicaba que participamos todos.

Destacó algunos datos del Camino de Emaús, que es de tristeza, cuando parece que todo ha terminado y a los dos discípulos que caminan llega un desconocido al que reconocen al partir el pan.

Recordó  cómo fue el Concilio Vaticano II el que potenció la Vigilia Pascual y la Resurrección, porque el que resucita es el crucificado, que ha vencido a la muerte.