PROVINCIA

El Gobierno de Cospedal invierte 691.000 euros en la edificación de la planta piloto de I+D en Biorrefinería para el proyecto Clamber

El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha destinado 691.152 euros para la contratación de la ejecución de la obra de edificación de una planta piloto de I+D en Biorrefinería en el conocido como Proyecto Clamber, cuya sede se encuentra en la localidad ciudadrealeña de Puertollano. 

260215 rg-esteban

Según ha informado en rueda de prensa el consejero de Presidencia y Administraciones Públicas, Leandro Esteban, con este proyecto “vamos a situar a Castilla-La Mancha a la vanguardia de la investigación en materia de bioeconomía”. 

“Vamos a ser pioneros en utilizar productos procedentes de residuos de la agricultura, la ganadería y las industrias agroalimentarias, para obtener productos como plásticos, biocombustibles, biofertilizantes, biopesticidas o productos con alto valor añadido y gran capacidad para generar puestos de trabajo”,  ha explicado. 

Ejes principales de Clamber
A juicio de Leandro Esteban, “Clamber es una apuesta por el desarrollo de un sector emergente como la biotecnología”, quese va a asentar sobre dos ejes principales.

El primero de ellos es el lanzamiento de un programa de I+D que favorezca el desarrollo de bioprocesos para valorizar los tipos de biomasas existentes en la región, el conocimiento de la biomasa potencial de la misma y sus necesidades logísticas y el acceso del tejido industrial a la biotecnología.

El segundo se centra en lo que esta semana ha dado luz verde el Consejo de Gobierno: la construcción de la planta piloto de biorrefinería tecnológicamente avanzada, que permitirá el desarrollo de bioproductos innovadores. 

Apuesta por la bioeconomía 
“Castilla-La Mancha apuesta por la bioeconomía, porque gracias a ella vamos a poder reducir la dependencia de los combustibles y de las materias primas tradicionales, especialmente los fósiles, mejorando la competitividad productiva y consiguiendo una economía más eficiente y sostenible”, ha enfatizado.

El Proyecto Clamber cuenta con una inversión de 20 millones de euros, de los que un 80 por ciento son financiados con Fondos Europeos de Desarrollo Regional, y el 20 por ciento restante con fondos propios del Gobierno de Castilla-La Mancha.