PROVINCIA

Herminia del Olmo recibió el premio “Conrada Serrano” a la Igualdad

El XIV Premio “Conrada Serrano” a la Igualdad rindió homenaje a Hermina del Olmo García de la Reina, madre de cinco hijos, de los cuales dos discapacitados. Su empeño en que Antonia y Valeriano, la primera con parálisis cerebral y el segundo con síndrome de Down, hicieran una vida normal en todos los sentidos, le ha valido este reconocimiento institucional. Y fue precisamente el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer.

Conrada-1 cuadro con marido (Copiar)

El auditorio Tomás Barrera albergó el acto de entrega del galardón, organizado por la concejalía de la Mujer, con la homenajeada arropada por toda su familia y por un pueblo que reconoce su esfuerzo en pos de la igualdad real de oportunidades.

La periodista de Canal 2000TV, Marina Moreno, presentó la velada, que arrancó con una actuación de la escuela de danza “Ángel Sancho y Lucía”. Tras recordar las personas, asociaciones e instituciones premiadas desde 2001, intervino la concejala de la Mujer, Manoli González, que habló de un día de reivindicación, “aún no hemos conseguido esa igualdad real; en el mundo desarrollado todavía hay importantes diferencias entre el hombre y la mujer”.

Herminia del Olmo, ya octogenaria, subió al escenario después de proyectar un vídeo de fotos de su trayectoria vital. El alcalde, Luis Díaz-Cacho, le hizo entrega del símbolo que la acredita como poseedora del premio. En su discurso, admitió sentirse horada y se autocalificó como “persona humilde que ha afrontado la vida con fortaleza”. Sobre sus dos hijos con discapacidad, admitió haber sufrido y luchado mucho “para que no fueran discriminados”. “Creo que la mejor enseñanza no se aprende de cabeza a cabeza, sino de corazón a corazón” –concluyó-.

Su hija mayor, leyó unas emotivas palabras. “Tú y papá nos enseñasteis a querernos y a estar unidos en lo bueno y en lo malo, a querer a los que han nacido con otras capacidades”. Valeriano y Antonia también cogieron el micrófono para calificar a su madre de persona “valiente, luchadora, trabajadora y fuerte”. Incluso dos de sus nietas dedicaron unas cariñosas frases a su abuela, una de ellas, Herminia Parra, a través de un mensaje de vídeo ya que estaba en Valencia para correr el campeonato de España de 400 metros lisos. Se da la circunstancia de que al día siguiente se proclamó campeona de España.

Visiblemente emocionada, Herminia recibió a su familia en el escenario y dos regalos muy especiales, un cuadro con su difundo marido, Valeriano Moreno, y un libro dedicado.

El alcalde cerró el turno de intervenciones felicitando a la galardonada, “un ejemplo de no resignación que siempre quiso para su familia el espacio más hermoso para la convivencia”. En su opinión, Herminia representa a tantas mujeres anónimas “que se han dejado la piel, los sueños y la vida por lograr aquello en lo que creía”. Y particularizó en Vale y Antonia, “fue pionera en un tiempo difícil para normalizar sus vidas; ahora son parte indisoluble de todos nosotros”.