PROVINCIA

La piscina climatizada de La Solana se reabre el 8 de abril

Habemus piscina. La fumata blanca para la reapertura de la instalación climatizada será efectiva el 8 de abril. Ese día, los bañistas podrán disfrutar de ella tras quince meses sellada. Eso sí, de momento será hasta el 30 de septiembre. Su continuidad a partir de otoño dependerá de varios factores.

El alcalde fue el encargado de anunciar la noticia, cuya explicación se sustenta en un informe concienzudo que prevé la viabilidad del servicio. Ese documento ha sido elaborado por el Patronato Municipal de Deportes y ha convencido a nivel político. Luis Díaz-Cacho recordó que el cierre se produjo “porque las circunstancias mandaban”. Simplemente, no se podía sostener el gasto de gasoil. Ahora, atendiendo también a la presión ciudadana, se ha decidido reabrir la piscina “es un servicio mucho más demandado de lo que algunos piensan, importante para la actividad deportiva y terapéutica”. El informe técnico concluye que la instalación es viable en esta mitad del año. Los gastos de gasoil son menores que en invierno y los ingresos por cursillos, escuelas y tiques de baño cubrirán costes. Es más, el alcalde afirma que el presupuesto elaborado “arroja incluso un pequeño beneficio”.

El concejal de Deportes, Sebas de Lara, detalló las actividades programadas a partir del lunes 8 de abril. Se ofertan cursillos trimestrales, con veinte sesiones, distribuidos en turnos para bebés, niños, adultos, personas mayores y aquagyim. También se reanudará la escuela de natación. Los precios, de acuerdo con la nueva ordenanza, oscilarán entre los 35 y los 50 euros. El baño diario costará 3 euros para niños y 4 para adultos, con un abono de 45 euros para veinte baños. La novedad respecto es que la piscina climatizada también abrirá los domingos por la mañana, de 10 a 13,30 horas. El resto de horarios, de lunes a sábado, será el mismo de antes.

A preguntas de los periodistas, Luis Díaz-Cacho admitió no saber si la piscina seguirá abierta después del 30 de septiembre. Cree que reabrirla “es una decisión valiente”, pero reconoce que está condicionada. Primero hay que encontrar una empresa de biomasa que ofrezca un sistema calorífico sostenible. Las consultadas eran demasiado costosas “y están flexibilizando sus condiciones”. Luego debe mejorar la situación financiera municipal “seguimos esperando que la Junta reaccione”. Por último, también cuenta la respuesta ciudadana. Si no va gente a la piscina, hay poco que hacer.