PROVINCIA

De Lara agradece a las familias acogedoras y a CREAN su solidaridad con los niños ucranianos

El presidente de la Diputación, Nemesio de Lara, ha recibido en salón de Plenos del Palacio provincial al grupo de menores ucranianos que convivirán con familias ciudadrealeñas hasta finales de agosto gracias al patrocinio de la institución provincial, que colabora activamente con “Ciudad Real en Ayuda al Niño” (CREAN), en esta ocasión aportando 18.000 euros para hacer frente a los gastos de desplazamiento. 

Son 47 los menores ucranianos que han venido este año, lo que demuestra que la crisis no ha afectado a la solidaridad de las familias, según el presidente de la asociación, Ramón Serrano. 

De Lara ha coincidido con Serrano en destacar la colaboración de las familias, algo que es estrictamente imprescindible en este caso para que la ayuda de las instituciones alcance el objetivo de favorecer a los que más lo necesitan. “Hacéis realidad la ética de la hospitalidad, del acogimiento y del abrazo fraternal. Nadie os pone un puñal en el pecho, actuáis en nombre de vuestro espíritu generoso”, ha dicho para añadir, a continuación que “para mí representáis los héroes del momento, porque seguro que no estáis tan bien como hace un año y, a pesar de todo, habéis antepuesto el amor, el cariño y la simpatía sobre otro tipo de consideraciones más materialistas”. 

El presidente de la Diputación ha comentado también durante su intervención que se dedican a administrar recursos priorizando unos programas sobre otros. Y ha lamentado que reciban críticas por ello, pero ha querido dejar claro que mientras sigan en el Equipo de Gobierno “vamos a sacar adelante proyectos de solidaridad para atender a los que menos tienen y menos pueden”. 

Ha explicado, asimismo, que este año es nuevamente padre acogedor, que comparte su vida con dos niñas saharauis y reconoce que en su casa “hay una gran alegría”. “Estamos de otra manera, son jaleosas, nos alteran los horarios, juego y disfruto con ellas”, ha dicho De Lara antes de confesar que “cuando están dormidas te vas a la cama con la satisfacción de que estás obrando correctamente y pensando que el mundo tendría que estar más hermanado”. 

Serrano, por su parte, ha agradecido a la Diputación su colaboración un año más. Se ha preguntado si serán atendidos de la misma manera cuando De Lara ya no presida la institución, a lo que el presidente ha contestado que las buenas obras deben exceder a las personas por el bien de aquellos que necesitan el apoyo de las instituciones. 

Ha dado Serrano la palabra a Olga, una niña ucraniana que forma parte de la expedición de este año que ha sido la encargada de dar lectura a una carta que han escrito las monjas que regentan “La Casa de los Niños”, a cuya construcción ha contribuido generosamente la Diputación de Ciudad Real. 

Las monjas han mostrado su gratitud a la institución provincial en su misiva. “Las hermanas y los colaboradores queremos agradecerles a ustedes, como máximas autoridades de la provincia, la acogida de estos niños y niñas, un gesto grandioso de amor y solidaridad. Valoramos y reconocemos el gran esfuerzo y solidaridad para llevar a buen fin el programa con la colaboración de CREAN”, ha referido la pequeña, entre otras cosas.