PROVINCIA-LA SOLANA

El Legado Bustillo anuncia becas para estudiantes sin recursos

El patronato de la Fundación Benéfica ‘Legado Bustillo’ ha aprobado por unanimidad su nuevo plan de ayudas para estudiantes universitarios o de FP de Grado Superior menores de treinta años y con bajas rentas familiares. La cuantía de estas becas oscila entre 250 y 1.000 euros y el plazo para solicitarlas estará abierto durante todo el año, según anunció el presidente del patronato y a la vez alcalde, Luis Díaz-Cacho. 

Por segundo año consecutivo, se convocan estas ayudas para personas que cursen estudios superiores, indicó Díaz-Cacho ante la prensa, recalcando que habían sido aprobadas por unanimidad del patronato de la Fundación Benéfica ‘Legado Bustillo’. Los beneficiarios serán aquellos que cumplan una serie de requisitos como cursar estudios universitarios o de FP Grado Superior, ser menores de treinta años, que estén domiciliados en la localidad, pertenecientes a familias con bajos recursos económicos y que el Ministerio de Educación les haya denegado la beca, entre otros puntos.

El importe está comprendido entre los 250 y los 1.000 euros y se otorgarán en función de la renta familiar, siendo imprescindible la unanimidad del patronato. Díaz-Cacho señaló que el presupuesto que maneja la Fundación Benéfica para este año en ayudas sociales es de unos 42.000 euros en total, contabilizando las individuales y las colectivas, argumentando que podría incrementarse si fuera necesario.

El técnico de la Oficina de Agricultura, Medio Ambiente y Legado Bustillo, Juan Antonio Muñoz, desgranó algunas cuestiones y requisitos de los beneficiarios, así como la documentación a presentar, aunque toda la información al respecto estará en la página web municipal y en la propia oficina de la fundación. También explicó que para optar a estas becas se deben cumplir unos determinados rendimientos académicos, debiendo presentar las solicitudes durante el año en curso. El importe varía según los estudios matriculados y según la renta familiar.

Una vez que concedida la beca, se abonaría el 50% de la misma, mientras que el resto se percibiría al final del curso y  previa acreditación de que se han cumplido los objetivos. En todo caso, podría haber anticipos del 100% para casos excepcionales que el patronato estudiaría.