viernes. 24.05.2024

La mesa “Retos para conseguir el equilibrio del sector del vino. Objetivo 2020: España líder mundial del mercado del vino” se celebró en la tarde del jueves en Manzanares con motivo de la Feria Regional del Campo de Castilla-La Mancha. Su objetivo fue dar una visión clara a los productores, cooperativas y bodegas para conseguir en el año 2020 ser líderes del mercado mundial de vino, superando a Francia e Italia con calidad y mejoras, sobre todo en la producción de la uva, según explicó el moderador de la mesa, Juan Antonio Delgado, director de LIEC Agroalimentaria, organizadora del acto.

Para debatir sobre el tema, desde la producción hasta la venta del vino, participaron expertos en enología, marketing y viticultura. Juan Miguel Isla, experto en marketing, dijo que esa posibilidad de liderar el mercado mundial del vino, hablando de mercado global internacional, existe, y que para ello se debe continuar el camino emprendido “de liberarnos de muchos complejos que teníamos de intentar generar un valor añadido que no es el que tienen nuestros vinos, y emular la experiencia australiana, sudafricana y chilena, por que tenemos un potencial suficiente para hacerlo”, indicó.

Para Javier Escobar, consultor enólogo y articulista de “El Correo del Vino”, el futuro no está escrito y hay que escribirlo, y para ello las bases sí están ya sentadas. Dijo que el horizonte de 2020 “no es nada en el sector vitivinícola” y que con los mimbres que ya tenemos hay que estar preparados. “Tenemos los deberes hechos y con marketing y comercialización, es decir, vender y vender, se puede conseguir”, afirmó Escobar, quien también dijo que hay que fijar bien el objetivo de en qué queremos ser líderes, si en calidad, precio, volumen, facturación o posiconamiento “porque no se puede ser líder en todo”.

El director general del IVICAM (Instituto de la Vid y el Vino de Castilla-La Mancha), Félix Yáñez, comentó que al menos España ya es líder en superficie de viñedo, y consideró que se puede ser líder en calidad de vino y en ventas gracias a las condiciones excepcionales del clima mediterráneo para el cultivo de la vid, que difieren de las de tipo atlántico de Francia, que desde el siglo XIX ha determinado la cultura vitícola. “Cuando se ha querido modernizar la viticultura española siguiendo esas teorías no se han conseguido los efectos deseados, pero en el momento en que hemos ido desarrollando tecnología en base a nuestros propios sistemas de producción, hemos demostrado ser competitivos con vinos al mayor nivel de calidad posible”, explicó Yáñez, quien dijo que no hay que tener complejos en ese aspecto en el horizonte 2020 y que debe continuar el esfuerzo para que nos conozcan y sepan cuál es el vino de España en estos momentos, “que no tiene que ver con el de hace 50 o 100 años”, añadió.

José Luis Murcia, prestigioso periodista especializado en vinos, citó datos de exportación de España, Francia e Italia y auguró que nuestro país será líder en exportación en 2020 “porque  estamos muy cerca y superándonos poco a poco”. El reto es ser también líder en valor, afirmó el periodista, quien confió en que se pueda conseguir. “Si vemos los datos del año 2000, ha habido un cambio sustancial hasta hoy en calidad y ventas, por ello creo que el vino español tiene mucho presente y mucho más futuro”, aseveró Murcia.

La mesa se completó con Domingo Valiente, secretario general de FIVIN (Fundación para la Investigación del Vino y la Nutrición). Coincidió en que España tiene los mimbres para ser líder en 2020 “pero hay que trabajar”, y destacó que ahora nuestro país tiene un factor humano que nunca ha tenido, con personas muy formadas en el cambo, en la bodega y en la comercialización, con un producto estrella, de calidad extraordinaria, pero con unos precios “de derribo”. “Tenemos que trabajar porque el reto está al alcance de la mano”, concluyó.

Los expertos creen que España puede ser líder mundial del mercado del vino en 2020