PROVINCIA-CIUDAD REAL

Lozano exige a Zamora que cumpla lo acordado en Pleno y arregle el patrimonio escultórico de la ciudad, ya que 'está completamente abandonado'

lozano pp ciudad real (Copiar)

El concejal del Grupo Municipal Popular Pedro Lozano ha exigido al equipo de Gobierno de Pilar Zamora que cumpla lo acordado en Pleno y que proceda el arreglo y mantenimiento del patrimonio escultórico de la capital, ya que está completamente abandonado.

Según ha asegurado en rueda de prensa, el 24 septiembre de 2015, se aprobó una moción sobre el mantenimiento del patrimonio histórico de la ciudad. En base a esta moción, el Grupo Popular, en mayo de 2016, presentó una moción, que fue aprobada por unanimidad, para el mantenimiento de la fuente de la Plaza de la Provincia. En aquella moción se pedía consolidar los cuatro relieves, realizados por Joaquín García Donaire y ahora, tras dos años de gobierno de Pilar Zamora, se puede observar un deterioro considerable, por lo que sería necesario hacer una restauración de la fuente.  Lozano ha recordado que la última restauración que se hizo de dicho espacio fue en 1990 y ahora sería necesario proceder al arreglo del mismo.

patrimonio cr2 (Copiar)patrimonio cr1 (Copiar)

Por otro lado, ha recordado que el Grupo Popular realizó un ruego al Pleno sobre el estudio de la vegetación y la ornamentación urbana de la ciudad y ha denunciado que la vegetación ha crecido y que está afectando a varias esculturas de la capital. Así, se ha referido a la escultura que hay a la entrada de la Puerta de Toledo y que está oculta tras los olivos o a los restos del Convento de Nuestra Señora de Altagracia, que está oculto tras otro árbol. Además, ha indicado que la Virgen con el niño de la plaza situada frente a la Puerta de Santa María también está muy deteriorada.

Por último, se ha referido a la escultura de Cervantes, que fue retirada de la plaza hace un año y que, según ha indicado el equipo de Gobierno, se volverá a colocar en su lugar a finales de este año que acaba de comenzar.  Considera que una plaza tan emblemática como la Plaza de Cervantes no puede estar tanto tiempo sin la escultura que le da nombre y que una ausencia tan larga es realmente excesiva.

Está convencido de que si se actúa a tiempo se puede evitar el deterioro del conjunto escultórico de la capital y que el coste del arreglo sea mucho mayor.