domingo. 26.05.2024

En advaldepeñas le hemos entrevistado para conocer más de cerca su pueblo, uno de los más emblemáticos de la provincia y el más turístico. 

Vivimos tiempos duros y de crisis. ¿Qué balance haría de estos dos años de mandato?

Dentro de lo difícil de la situación yo hago un balance positivo. No puedo decir lo contrario porque el Ayuntamiento no ha parado su actividad. Hemos tenido un ejercicio bueno económicamente hablando porque los presupuestos se han cumplido y eso es porque lo hemos hecho de una manera real, no hemos pasado el techo de gastos en ningún momento. Los números no engañan, las matemáticas son una ciencia exacta, y nosotros no nos endeudamos más y estamos amortizando deuda. Somos austeros en lo que debemos serlo, pero no en servicios indispensables para el ciudadano.

¿Cómo por ejemplo?

En los Servicios Sociales. No hemos recortado en comida a domicilio, lavandería a domicilio, infancia, dupliqué las plazas de la guardería municipal. Cuando llegué a la alcaldía, había familias que no tenían plazas ni en la guardería de la Junta, ni en la municipal y tenían que llevar a sus hijos a otros pueblos todos los días, por lo que decidí duplicar las plazas, pasó de 25 a 52. Ese capítulo ya está cubierto y ahí seguimos trabajando. También hemos realizado obras, infraestructuras.

¿Pero las calles de Almagro no se pueden asfaltar al ser Conjunto Histórico?

No. Ese es uno de los problemas de Almagro y es una reivindicación que yo vengo haciendo desde el primer día que llegué a la alcaldía, que los conjuntos histórico artísticos podíamos tener un cierto mimo por parte del resto de administraciones a la hora de presupuestarlos y darnos ayuda. Porque mientras yo arreglo el pavimento de una calle, el pueblo de al lado asfalta diez, son adoquines y cantos rodados con hombres de rodillas y de uno en uno y a mano, porque no hay otra forma de hacerlo. Si el principal activo de Almagro es el turismo y este viene aquí por nuestro Patrimonio, lo que no vamos a hacer es cargárnoslo sino todo lo contrario mimarlo y protegerlo.

¿Cómo está la situación de paro en Almagro?

Esta alto como en todas partes y nos preocupa mucho con lo que nos acogemos a los planes de empleo que podemos, tanto de la Diputación como del Gobierno Central y pronto de la Junta, incluso haciendo planes municipales. Los tres ediles que estamos liberados y dos concejales renunciamos a la paga extra de Navidad y con ello hicimos un plan de empleo. El resto de concejales en septiembre renunciará a parte de su cobro mensual para hacer otro plan. Si logramos sacar con ello a cinco o seis familias de un apuro pues lo haremos.  Creemos que es el momento, nosotros vemos la política como un servicio público y estamos aquí por vocación y no por necesidad puesto que los que estamos liberados tenemos nuestros trabajos, a los que volveremos una vez hayamos terminado y los que no los compatibilizan.

Las políticas de Cospedal están siendo muy criticadas ¿Cómo las ve usted?

Hay una frase del Rey Carlos III, de cuando comenzó a reformar España, a modernizarla y empezaron los motines, como el de Esquilache, que decía: “estos españoles son como los niños, les lavas la cara y lloran”. Es muy duro lo que ha tenido que hacer el gobierno de Cospedal, a nadie nos gusta recortar, ser tan austeros. Si en mi partido hubiésemos pensado solo en ganar las próximas elecciones, te aseguro que estas políticas  no se hubieran llevado a cabo porque son impopulares pero había que hacerlo porque teníamos un déficit brutal, una deuda enorme y facturas  en los cajones por cientos de millones de euros, impagos desde la época de Barreda. Decisiones duras y dolorosas, y hoy hemos cumplido el objetivo de déficit con creces y podemos comenzar a hablar de futuro. Yo apliqué estas políticas en mis primeros años de alcalde y en las siguientes elecciones pasé de siete concejales a nueve.

Fue Diputado Nacional ¿Cómo son las políticas de ese cargo y como son las de Alcalde?

Son distintas. Yo he disfrutado mucho siendo Diputado Nacional porque te gusta la política y todas sus facetas, además aprendí mucho y conocí a mucha gente que es importante de cara a tu pueblo. Me muevo en los ministerios con un saber que antes no tenía y ahora sí, es apasionante, logré tener los dos chips, el de política nacional y el de local. Para mí lo más apasionante es la política municipal por la inmediatez, el ver tus obras sobre la marcha, el tener al vecino encima para lo bueno y lo malo. Me gusta que mis vecinos me cuenten sus problemas, odio los despachos, me gusta la calle y ahora con las redes sociales más todavía. Soy muy activo en facebook y me entero de cosas que a lo mejor de otra forma no te enteras. Muchos vecinos se ponen en contacto conmigo a través de la red social.

Almagro es la ciudad turística por excelencia en la provincia ¿Ha afectado la crisis a este sector?

Menos de lo que esperábamos. A nuestro pueblo le está salvando el turismo, mientras el internacional ha bajado, el de interior se ha mantenido o ha subido como en nuestro caso. La gente prefiere venirse a un hotel o casa rural y conocer Almagro, que gastarse mucho dinero en El Caribe. Estamos notando un incremento de turismo japonés que está viniendo a través del Parador, porque el nuevo director está llevando una buena política de gestión. Por ejemplo, en mayo ha vendido 200 habitaciones más que el año pasado en la misma fecha y se están celebrando más bodas que en los dos últimos años. Si el parador estornuda nosotros nos constipamos. Es como Repsol para Puertollano. El parador funciona y nosotros también. Hemos tenido una publicidad increíble con la visita de los Principies de Asturias.

¿Qué tal fue la experiencia de la visita Real?

A partir de ahí, no os podéis imaginar lo que fue la Semana Santa y lo que está siendo la primavera, en cuanto a turismo se refiere, por esta visita. Yo envié una carta a Zarzuela dando las gracias porque el después ha sido increíble. Imagínate que durante dos semanas hemos sido portada en las revistas del corazón, en los periódicos, cadenas de TV, radios, redes sociales, etcétera.

Usted, como alcalde, tenía conocimiento de la visita de los Príncipes de Asturias pero ¿Cómo reaccionaron sus vecinos? Porque ellos no lo sabían.

A mí me informaron de la llegada dos horas antes, parece ser que sus altezas tenían pendiente un viaje privado con sus hijas, al fin y al cabo son padres. Me avisaron que no querían nada oficial que solo era un viaje en familia y privado, entonces yo dije que a mí no me verían porque ya sabéis que cuando sale el alcalde al final se convierte en algo público y me mantuve en un segundo plano. Eso sí, puse refuerzo de seguridad. Llegaron a las diez de la mañana y se fueron a las ocho de la tarde. Los almagreños se portaron muy bien, de hecho hice público mi agradecimiento para con mis vecinos, porque fue ejemplar. Al principio, fue impactante porque vas por la calle y te encuentras con los Príncipes de Asturias y el impacto es fuerte, la gente haciéndose fotos, saludando, pero a las dos horas los ciudadanos se apartaron y ellos anduvieron a sus anchas, comieron en el parador, pasearon por nuestras calles, hicieron compras, merendaron en una cafetería y disfrutaron de una obra de teatro en El Corral de Comedias. Los almagreños estamos acostumbrados a recibir celebridades, ahora viene el Festival de Teatro y esto parece un programa del corazón.

¿Hay alguna anécdota curiosa a este respecto?

Pues sí, hay muchas. Cuando Almodóvar estuvo rodando “Volver”, imagínate el elenco de actores que pasaron por aquí, entre ellos Penélope Cruz, que entonces ya se hablaba de su romance con Bardem, tenía la costumbre ella y sus compañeras, Chus Lampreave, Blanca Portillo y Carmen Maura de irse a pasear por una zona de huertas muy bonita de Almagro y donde mucha gente va a pasear. Una tarde que se llenó el pueblo de periodistas buscando a Penélope, me contaron unas mujeres de aquella zona, gente muy almagreña y auténtica, que se las cruzaban todos los días, que los paparazzi les preguntaron que si las habían visto y estas vecinas les contestaron que sí y les enviaron por otro camino en dirección contraria porque las almagreñas pensaban que: “pobre chica que la dejen en paz”, la protegieron.

El Festival de Almagro es inminente ¿sigue siendo tan grande como siempre o ha decaído?

Si, sigue siendo grande y es un asunto de Estado, es el exponente nacional de cara al exterior de la Cultura Española y del Teatro Clásico. Ni que decir tiene que es uno de los festivales más importantes, a nivel internacional, del verano cultural junto a Nápoles, Avignon y Edimburgo. El año pasado la programación se hizo con menos presupuesto y fue un éxito rotundo. La repercusión del Festival de Teatro Clásico es tan grande que compañías europeas que participan al final acaban haciendo representaciones durante todo el año por toda Europa. Los productores europeos están pendientes de nosotros. Este año los países invitados son Alemania y Chile y los destacados, Colombia y Méjico. Siguen viniendo las mejores compañías nacionales e internacionales, además la ocupación hotelera está al cien por cien, sobre todo los fines de semana. El éxito es rotundo.

Luis Maldonado: “Para mí lo más apasionante es la política municipal por la inmediatez,...