PROVINCIA-MANZANARES

La moción del PP y los agricultores de la comarca obligan a Nieva a abrir la circunvalación

Manuel Martín Gaitero... PP Manzanares (Copiar)
Manuel Martín Gaitero, portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Manzanares

Hoy permanece abierto al tráfico en los dos sentidos el tramo de la N-430 cortado por unas obras inoportunas que han movilizado a toda la comarca de Manzanares. Como se ha venido explicando, por ese tramo discurre la mayor parte del tráfico de vendimia y de productos hortícolas entre Manzanares, Membrilla y La Solana y las explotaciones de los agricultores de estas localidades.

Las obras iniciadas apenas diez días han supuesto un estorbo importante en el discurrir de estas mercancías, precisamente en plena campaña de recolección, cuando el tráfico entre viñedos y bodegas, entre huertas y almacenes distribuidores, es más intenso.

El Partido Popular, haciéndose eco de la alarma social provocada en el sector, llevó una moción al pleno ordinario de agosto, solicitando el aplazamiento de las obras. A pesar de que la moción fue rechazada por la mayoría socialista-comunista, al alcalde Nieva no le ha quedado más remedio que ceder a las presiones de la oposición, de los otros ayuntamientos afectados, de las organizaciones agrarias e incluso del PSOE de Membrilla.

En el pleno quedó patente que la mediana que se construye busca un efecto disuasorio sobre el tráfico de mercancías. Según el concejal de Tráfico, el comunista Ramírez, se pretende “pacificar el tráfico” en esta vía. De momento ha conseguido poner en pie de guerra al sector agrario, enfrentar a los municipios y crear incertidumbre y preocupación en el comercio local y en las empresas de todo tipo radicadas en la comarca de Manzanares.

El Grupo municipal Popular viene criticando el desbarajuste que suponen las obras municipales que, en este caso, no solo perjudican a los vecinos de Manzanares, sino al sector agrario, principalmente, de toda la comarca. En efecto, para una jornada de trabajo en la obra de apenas seis, máximo siete horas diarias, se cortan al tráfico tres de los cuatro carriles de la calzada, mañana, tarde y noche,  incluso sábados y domingos en que no se trabaja. Esto obliga a tractores y camiones cargados de uvas, melones o sandías que circulen de Manzanares hacia Membrilla a dar un rodeo de 10 Km. o atravesar el casco urbano, arriesgándose a ser multados.

Si se hubiera previsto y planificado bien la obra pensando en las circunstancias del tráfico, se debería haber comenzado por este tramo en primavera, antes del inicio de las recolecciones, acometiendo a continuación el que discurre por la Avenida del Parque, que cuenta con un itinerario alternativo cómodo, seguro y corto rodeando el polígono de Manzanares. Pero para eso hay que estar más en el interés general de los vecinos y menos en el populismo cortoplacista.

Como dijo D. Manuel Fraga refiriéndose al gobierno de Felipe González, los socialistas solo aciertan cuando rectifican.