PROVINCIA

Peláez considera que el PP “remata” a los jubilados con la reforma de las pensiones tras los recortes en teleasistencia, en dependencia y en ayuda a domicilio

En un acto público celebrado en Carrión de Calatrava para explicar la reforma de las pensiones del gobierno del Partido Popular, el diputado provincial, Nicasio Pelaéz, acompañado por el secretario general del PSOE local, Dionisio Moreno, explicó que la actual propuesta de reforma de las pensiones “es un ataque frontal contra el sistema de bienestar social a los ciudadanos que hemos construido entre todos durante los últimos 30 años”.

 

NICASIO_PELAEZ_PENSIONES_CARRION_1 (Copiar)

La reforma se traduce en “un recorte de las pensiones que es injusto y que viene a atentar contra los derechos de los pensionistas” al darse una mayor desigualdad social y a un mayor empobrecimiento al no tener estos garantizadas sus propias necesidades.

Todo ello en un contexto donde el gobierno ha subido los medicamentos, el IVA, la luz y donde las personas mayores tendrán que contribuir a financiar servicios sociales como consecuencia de las políticas de recortes de los gobiernos del PP, entre ellos el programa de teleasistencia, la Ley de Dependencia o la ayuda a domicilio.

Nicasio Peláez recordó que 4,6 millones de hogares españoles se sostienen gracias a las pensiones de los mayores, que se convierten así en un elemento de cohesión social al contribuir en la medida de lo posible a paliar las dificultades económicas de la familia. Pero es que, además, “el Gobierno de Rajoy debería saber que 3 millones de españoles viven por debajo del umbral de la pobreza con menos de 300 euros al mes”.

El dirigente socialista lamentó que esta reforma de las pensiones la lleve a cabo el Partido Popular pese al gran rechazo social que ha suscitado por parte de fuerzas políticas y agentes sociales y que viene a romper con el consenso en planteamientos y postulados que hasta ahora se venía acordando dentro del Pacto de Toledo y que ha sido recurrida al Tribunal Constitucional.

Una reforma que para Nicasio Peláez se convierte en “un mero producto financiero” al tratar de transferir funciones de lo público a lo privado, donde se pretende forzar a los ciudadanos a suscribir planes de pensiones y jubilación con fines especulativos para el beneficio de los grupos y bancos de inversión.

En definitiva, concluyó el diputado socialista, “estamos ante una reforma clasista propia de los gobiernos neoliberales que consiste en desmantelar lo público y el Estado de bienestar, derivando los ahorros de nuestros mayores hacia fondos de pensiones privados”.