PROVINCIA

Policía Nacional y Guardia Civil abortan una detención ilegal y detienen a dos personas

Policía Nacional
Policía Nacional

Agentes de Policía Nacional, con la colaboración de Guardia Civil, han detenido en Ciudad Real a dos personas como presuntas autoras de una detención ilegal, quebrantamiento de condena y amenazas en el ámbito de la violencia de género.       

La investigación se inicia al recibirse, de forma anónima, una llamada en la Sala Operativa 091 de esta Comisaría Provincial, derivada del servicio 112, en la que ponían en conocimiento que un testigo había observado como dos varones trataban de introducir por la fuerza a una mujer en un vehículo en el término municipal de Ciudad Real.

Con toda celeridad, ante la gravedad de los hechos, son comisionadas varias dotaciones policiales al lugar de los hechos, lograndose localizar al requirente, que refrendó la información aportada en su llamada, ampliándola en el sentido de que siguió al vehículo donde habían introducido por la fuerza a la mujer, hasta la pedanía de Las Casas, donde pudo ver como, por una dotación de Guardia Civil de Tráfico,  los había interceptado.

Urgentemente, hacia aquel lugar, se dirigió un indicativo de Seguridad Ciudadana donde, después de entrevistarse con agentes de la Guardia Civil, procedieron a la detención del presunto autor, que viajaba acompañado por su ex-pareja a la que había introducido por la fuerza en el vehículo, tal y como ella misma, manifestó en el momento de la detención y sobre  la que el detenido tenía una prohibición de comunicación y orden de alejamiento en vigor por violencia de género.

Una vez conocidos los hechos a los que se ha hecho mención, y una vez trasladada la víctima a Dependencias Policiales, manifestó que había venido a Ciudad Real desde otra localidad acompañada de su madre y de su hija de dos años de edad. Que lo habían hecho en un vehículo que conducía una persona desconocida a la que habían contratado para ello, con la intención de realizar trámites administrativos en su Consulado, y que fue, en el inicio del camino de regreso, cuando fueron abordados y se produjeron los hechos que finalizaron con ella misma, su hija, y su madre, en el vehículo de su ex-pareja, donde fue introducida por la fuerza por éste, hasta que fueron interceptados por Guardia Civil en la localidad de Las Casas (Ciudad Real).

Las manifestaciones de la víctima y las posteriores investigaciones, pusieron de relieve la participación activa en la acción delictiva, no solo de su ex-pareja, sino de su propia madre, por lo que, en ese mismo instante, se procedió a su detención por su presunta participación en la comisión del delito de detención ilegal.

Gestiones posteriores

Se continúa con las gestiones de investigación destinadas a la identificación y, en su caso, localización de ese segundo varón (conductor del vehículo donde viajaban la víctima, su madre y su hija), al objeto de conocer su grado de participación en los hechos.

La perfecta conjunción de las labores de prevención e investigación consiguió el resultado deseado, que no fue otro que la protección a la victima y la detención de los autores de los delitos graves de detención ilegal, amenazas en el ámbito de la Violencia de Género y quebrantamiento.

Motivación del delito

La investigación desarrollada hace presumir que la víctima, una vez finalizada la relación con su ex-pareja, habría manifestado su intención de trasladarse a residir a otra ciudad, cuestión que no era bien vista, ni por éste, ni por su madre, por lo que, o bien de manera concertada o aprovechando la madre la determinación de su ex-pareja de trasladar a aquella hasta Rumanía en contra de su voluntad, le ayudó quitándole el teléfono a su hija, y apagándolo, para que no pudiese pedir el auxilio de la Policía e, incluso, subió al vehículo donde se iba a llevar el traslado forzoso hasta que fueron interceptados por la Guardia Civil.

La noticia trasmitida por la denunciante a su familia de querer iniciar “una nueva vida” en otra ciudad y, por extensión, su negativa a volver a Rumanía, pudo ser el detonante del plan desplegado por los detenidos para obligarla a  volver a su país natal.