PROVINCIA

San Antón volvió a celebrarse en La Solana ocho días después de su fecha oficial

Como es  habitual cuando coincide la festividad con la despedida de la Patrona Virgen de Peñarroya, la fiesta de San Antón ha vuelto a celebrarse unos días después de su fecha oficial, contando este año con importantes mejoras en su ermita.

San Antón-Águila-animal más original- (Copiar)

Los actos se iniciaron en la tarde del sábado con la bendición de los 900 roscos y el chocolate que posteriormente comenzaron a  venderse como es habitual, para continuar con la celebración de la misa en el interior de la ermita, que fue  oficiada por el párroco de Santa Cataliua, Benjamín Rey, actuando en la parte musical el coro de la Iglesia de Santa María.

En su homilía el oficiante quiso destacar el trabajo de la Junta Directiva de la Hermandad, que ha realizado diferentes mejoras en el recinto,  entre las que se encuentra la pintura del templo, el nuevo altar para celebrar la misa y la colocación de la imagen del titular en una hornacina.

Posteriormente era encendida la hoguera, colocada en el patio de la ermita, aprovechando las brasas de la misma los asistentes para  asar determinadas viandas y recibir el calor de la misma, debido a las bajas temperaturas de este día de enero, prolongándose la velada hasta la una de la madrugada,.

En la mañana del domingo se celebró la procesión con la imagen del santo, dando las tres tradicionales vueltas a la ermita, acompañando numerosos animales de todo tipo, que posteriormente eran bendecidos y a los que se les entregaba un número, que entraba en el sorteo de 52 regalos que habían entregado particulares y casas comerciales en la programación realizada en Radio Horizonte. En total se repartieron 200 números en los animales de todo tipo, entre ellos 32 caballos.

Además se concedieron  los premios al animal más joven, un conejo de  diez días, así como al más viejo, un perro de quince años y al más original, un águila

El presidente de la Hermandad. Antonio Ruiz Peinado, mostraba su satisfacción por la asistencia de los devotos del patrono de los animales, al mismo tiempo que agradecía la colaboración que habían tenido, tanto pro parte del Ayuntamiento, como de particulares para las mejoras realizadas en la ermita, entre ellas la nueva hornacina para el santo, el altar para la celebración de la misa y la pintura del artesonado de madera Agradecía asimismo la presencia de  directivos de San Antón de localidades vecinas como Membrilla y Manzanares..